Despiden. El funeral de Fernando Albán congregó a opositores del Gobierno de Maduro. / AP
Estaba bajo custodia en Venezuela

CARACAS, VEN.- La muerte del concejal opositor Fernando Albán, acusado por el atentado contra el Presidente Nicolás Maduro, desató una ola de acusaciones contra el Gobierno venezolano pues era considerado un “preso político” que estaba bajo custodia cuando se suicidó, según la Fiscalía, aunque esta versión ha sido cuestionada dentro y fuera de Venezuela.

La primera instancia internacional en pronunciarse este martes al respecto fue la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de ONU al indicar que investigará este suceso ocurrido ayer dentro de los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), en Caracas.

La vocera de la oficina, Ravina Sahmadasani, explicó desde Ginebra que la muerte en custodia de Albán será uno de los asuntos que incluirá la investigación sobre las violaciones de los derechos humanos que realizará la entidad.

Después, la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, instó a Caracas a llevar a cabo una investigación “rigurosa e independiente”.

Gobiernos como los de Estados Unidos, Brasil y España exigieron se permita esclarecer este hecho y determinar responsabilidades, siempre resaltando que se trata de la muerte de alguien que estaba bajo custodia del Estado.

En Venezuela, la Conferencia Episcopal (CEV) puso en duda el “suicidio”, tal y como informó la Fiscalía, y pidió que se aclaren los hechos, pues señalan que el opositor tenía “profundas convicciones religiosas”.

HAY CONTRADICCIONES
Los diputados fueron más allá en sus posiciones al denunciar presuntas torturas y la simulación del suicidio.

La Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, responsabilizó al Gobierno del “homicidio” de Albán.

La AN expuso que existen “contradicciones” entre las versiones del fiscal general, Tarek Saab, y del ministro de Interior, Néstor Reverol, sobre cómo murió el concejal que fue detenido el viernes pasado al llegar a Venezuela procedente de EU y acusado de estar implicado en el fallido atentado contra Maduro del pasado 4 de agosto.

Según dijo Saab ayer, el concejal se lanzó al vacío desde el baño del piso 10, mientras que Reverol señaló que Albán se encontraba “en la sala de espera” de este centro y “se lanzó por una ventana de las instalaciones cayendo al vacío”.