Problemáticas: la ausencia de un plan de contingencia y las deficiencias en la infraestructura de la carretera. | Foto: Cortesía
Diputados apuntan que no se debe repetir un percance como el del pasado 31 de diciembre
Lo que buscamos es un acercamiento muy puntual con autoridades y la empresa para generar una ruta crítica. Lo que vemos es que las concesionarias tienden a patear el bote y no atienden el fondo de la problemática”
Hernán Salinas, diputado federal

El diputado federal de la bancada panista, Hernán Salinas Wolberg, el presidente de la junta de Gobierno del Congreso del Estado, Emilio de Hoyos y el diputado local, Juan Carlos Guerra, sostuvieron una reunión para generar soluciones a las problemáticas de la carretera Saltillo-Monterrey, advirtiendo que no se deben dar “aspirinas” a un tramo tan rentable como ese.

En entrevista con VANGUARDIA, el diputado federal, Hernán Salinas, informó que en la reunión que se llevó a cabo ayer, se pusieron sobre la mesa las dos problemáticas como lo son la ausencia de un plan de contingencia y por otro lado, las deficiencias en la infraestructura de la carretera.

“Lo qué pasó el 31 de diciembre reflejó la falta de un plan de contingencia que garantice la seguridad y el servicio de los usuarios”, expresó.

COSAS QUE HACEN FALTA

Dijo que entre algunas de las ausencias son la falta de puntos de retorno, bahías de estacionamiento para atender problemas urgentes, y algunos señalamientos.

“Pero esto debe ser resultado de un análisis que se debe poner en marcha tomando en cuenta estándares internacionales para solventar problemas en carreteras similares a estas”, expresó.

Manifestó que en cuestión de presupuestos, no es necesario utilizar el dinero público, pues hoy en día la carretera por la que transitan más de 2.5 millones de viajes, pues la empresa concesionaria tiene ingresos rentables para mejorar las condiciones del tramo carretero.

Luego de que se diera a conocer que las autoridades de protección civil intentarán instalar divisiones móviles cada cinco kilómetros, el legislador federal llamó a ampliar las reuniones, pues el hecho de no tomar en cuenta las voces de expertos o de legisladores, puede causar que se den “aspirinas” para una problemática que puede tener mayor fondo.

“Lo que buscamos es un acercamiento muy puntual con autoridades y la empresa para generar una ruta crítica. Lo que vemos es que las concesionarias tienden a patear el bote y no atienden el fondo de la problemática”, expuso.

Por último, agregó que una de las cosas que se pueden solicitar, dado que la empresa es española, es que implemente modelos similares a los que se implementan en dicho país.