Más de un centenar de jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la delegación Tamaulipas realizaron un plantón de más de cuatro horas continuas a las afueras de Hacienda Tampico. Especial
Los adeudos a 81 personas datan del 2015, y hasta ahora no han visto solución

Un grupo de personas jubiladas y pensionadas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se manifestaron el día de hoy en las instalaciones de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para exigir que se devuelvan los ahorros de cesantía y vejez.

Fue alrededor de las 08:00 horas que acudió al lugar el contingente, el cual pertenece a la organización Nacional de Comités Saltillo se Moviliza.

De acuerdo a Norma Isela Vega, encargada de prensa, estos ahorros se encuentran en cuentas individuales en más de diez afores.

Indicó que hasta el momento más de 81 personas se han visto afectadas, esto debido a que desde el año 2015 fueron retiradas.

Una de las afectadas comentó que vive una injusticia: “antes de cumplir los 60 años tenía en mi cuenta de afore más de 342 mil pesos y cumpliendo los 60 cheque de nuevo y mi cuenta está en cero”.

Esta historia es la misma que la de 80 mil jubilados y pensionados que dicen sentirse robados y no piensan dejarse, “son más de 30 años de trabajo y es injusto que nos hagan esto, yo llevo 5 años con esa situación y pienso seguir moviéndome con todos mis compañeros hasta que se nos devuelva lo robado”, dijo la señora María Teresa.

Y EN TAMAULIPAS TAMBIÉN

Más de un centenar de jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la delegación Tamaulipas realizaron un plantón de más de cuatro horas continuas a las afueras de Hacienda Tampico pidiendo al gobierno federal el pago de sus ahorros de jubilación.

Representados por la Unión Nacional de Comités IMSS, hicieron entrega de un desplegado dirigido al secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, que fue recibido por Esteban Ramos de Hacienda Tampico en el que solicitan una audiencia para la resolución de la problemática que atañe desde noviembre de 2015.

Se trata del pago de la subcuenta de cesantía y vejez, que equivale desde 250 mil pesos hasta más del millón de pesos, por cada trabajador de acuerdo a su categoría.