Asegurados. Juan y su exnovia discutieron; él le arrebató el celular y ella lo acusó de robo. Al no comprobarse el delito, ambos fueron detenidos. JUAN FRANCISCO VALDÉS
La afectada fue en busca de las autoridades municipales con quienes denunció el “robo” de su teléfono y dio las características del presunto ladrón

Una pareja quedó detenida la tarde de ayer por alterar el orden público en calles de la colonia Landín.

Alrededor de las 19:30 horas, Juan y su exnovia se citaron en el exterior del parque Venustiano Carranza para dialogar y arreglar sus problemas, pero solo complicaron más su situación.

La expareja descubrió mensajes comprometedores en sus teléfonos celulares.

Juan, molestó, le arrebató a ella el aparato móvil y no quiso entregárselo, retirándose del lugar.

La afectada fue en busca de las autoridades municipales con quienes denunció el “robo” de su teléfono y dio las características del presunto ladrón.

Tres cuadras adelante, Juan fue detenido y aclaró que no se trató de un robo, si no un conflicto de parejas.

“Lucy, aclárales que yo no te robe nada, te regreso el teléfono para que me suelten”, suplicaba Juan. Al no lograr el perdón, se recostó en la patrulla. Al no comprobarse el robo, el joven y su expareja fueron llevados a la delegación por alterar el orden público y pasarán 36 horas.