Una vez más, como cada año, el receso escolar moviliza a madres y padres trabajadores que, en la búsqueda del cuidado de los hijos durante su horario laboral, encuentran en los cursos de verano desarrollados en la ciudad una solución viable, que representan una excelente oportunidad para brindar nuevas alternativas de formación y recreación a sus hijos, además de mantenerles ocupados, alejados en la medida de lo posible del sedentarismo y del exceso en el uso de los dispositivos electrónicos.

Un curso de verano permite además mantener una rutina que proporcione seguridad y estructura, fundamental sobre todo en el caso de los niños más pequeños. También otorga la posibilidad de experimentar en diferentes disciplinas y encontrar la más afín a los intereses y aptitudes personales. Para quienes ya están inmersos en alguna actividad extracurricular durante el período escolar, es una buena ocasión para perfeccionar su ejecución, para complementarla o para experimentar con una nueva disciplina.

Existe una oferta creciente de opciones, para todas las edades e intereses, de todo tipo de actividades y la danza no es la excepción, con una gran variedad de alternativas para conocer e introducirse en este amplio mundo, en todos los géneros y para todos los perfiles.

… mi cuerpo danza en el estío, mientras la tierra quema mis pies…”
Anónimo

Al buscar realizar la mejor elección, aunque es importante considerar la edad y los intereses de los pequeños, así como aspectos como los horarios o la ubicación y seguridad de las instalaciones, es fundamental clarificar los objetivos que se persiguen, para evitar caer en la simple búsqueda de una “guardería” que los mantenga ocupados.

Si el enfoque es principalmente la diversificación de actividades, con un enfoque recreativo o de entretenimiento, habrá opciones que incluyen la danza dentro de una gama de actividades artísticas o deportivas a practicar durante la jornada, regularmente este tipo de cursos se ofrecen por parte de centros educativos o de esparcimiento. Esto puede funcionar también si lo que se busca es un primer encuentro con la danza, para descubrir la afinidad y el gusto por la práctica de esta disciplina.

En los casos en los que ya se cuenta con cierta experiencia previa o la convicción de practicar la danza de manera exclusiva, es conveniente buscar un centro especializado, algunos imparten diversidad de estilos, cuya práctica proporciona un amplio panorama de la diversidad de posibilidades en las que pueden especializarse, además de contribuir a un entrenamiento más completo para lograr una mayor versatilidad del bailarín en su desempeño escénico.

Finalmente, para quienes practican ya un género dancístico de manera asidua, el verano es una buena oportunidad para perfeccionar su ejecución, reforzar las áreas que requieren trabajo adicional, o para buscar dentro o fuera de la localidad otras alternativas de entrenamiento en escuelas o maestros de reconocido nivel, pues un bailarín para lograr su mejor desempeño, necesita ser observado y corregido por diferentes mestros que conformen su constante formación.  En este caso, es fundamental dirigirse a también a un centro especializado, que ofrezca las clases elementales para trabajar la técnica pura de la disciplina y además algunas clases complementarias que fortalezcan su formación entrenando al cuerpo y acondicionándolo con los requerimientos fundamentales para cada disciplina y otros elementos que enriquezcan su preparación como artista y amplíen su bagage cultural, tales como la práctica escénica, expresión corporal o la educación musical.

Independientemente del enfoque definitivamente en todos los casos, es de vital importancia considerar que los instructores estén capacitados, que cuenten con alguna certificación que avale que poseen los conocimientos y experiencia necesarios para impartir la correcta instrucción en cualquiera que sea su disciplina, evitando el riesgo de alguna lesión o un error de colocación y postura, y por supuesto, garantizando que el curso de verano sea una experiencia enriquecedora, placentera y que proporcione un verdadero aprendizaje y crecimiento, más allá de ser una mera distracción.

Para conocer más sobre la oferta de cursos de danza en la ciudad de Saltillo, pueden visitar la página https://web.facebook.com/danzaparatusoidos/