Saltillo se empieza a ver rebasado por la cantidad de autos, ingeniero da le mejor solución. Foto: Vanguardia/MARCO MEDINA
Luis Enrique Chacón indicó que un tren ligero que una Ramos, Saltillo y Derramadero sería la solución ideal, sin embargo asegura que entre las voluntades y orgullos políticos, sumado a la presión que mantienen los concesionarios de camiones urbanos, esto no se ve cercano.

Ante los embotellamientos viales, expertos recomiendan mejorar el sistema de transporte público y no ampliar o construir vialidades.

Las calles de Saltillo, principalmente en horas pico, revelan la necesidad urgente de replantear la transportación en la ciudad. Los puntos de mayor conflicto ya son conocidos. El Venustiano Carranza antes del cruce con Luis Echeverría y a la altura de la colonia Virreyes, el paso inferior de Luis Echeverría y Nazario Ortiz, la Lechera y en años recientes, la carretera a Derramadero.

“El tráfico ha estado creciendo. Siento que un problema ha sido la organización de las vialidades, muchas no tienen señalamientos, se hicieron de doble sentido o de un sentido nada más, y siento que esto ha impactado en que el tráfico se vuelva pesado”, dijo Rodrigo Moreno,  chofer de Uber.

LA SOLUCIÓN NO ES TAN FÁCIL

Para muchos pareciera lógico que una solución sería ampliar o crear nuevas vías, sin embargo, en opinión de Luis Enrique Chacón, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Saltillo, la solución está en bajarnos del carro e invertir en un transporte público limpio, seguro y eficiente.

“Hay muchas soluciones, pero cualquier solución en la cual no intervenga la eficiencia del transporte público va a ser un ‘mejoralito’ que le vamos a dar al problema”.

Lo va a solucionar como cuando se concibió toda la infraestructura vial de los puentes, alivió (el tráfico) en un tiempo, pero ahorita está colapsado. 

La solución que le demos va a ser por un determinado tiempo y al final esas soluciones que le demos van a colapsarse y entonces sería cuento de nunca acabar.
“Hacemos avenidas más grandes, las saturamos de autos y luego queremos más área para transitar y eso nunca va a terminar si no nos bajamos del auto”, aseguró el ingeniero Chacón.

 

SOLUCIONES A CORTO PLAZO

De manera inmediata, en busca de una solución temporal, Chacón indicó que el problema del puente inferior vial puede estudiarse para pensar en la creación de un puente, sin embargo debido al aumento de automovilistas, en muy poco tiempo podría resultar insuficiente.

Otro punto relativamente nuevo de conflicto es la carretera a Derramadero, en los horarios de entrada y salida de trabajadores de la Zona Industrial. En el tramo La Encantada-La Angostura pueden hacerse filas de tráfico que llegan a extenderse hasta la

.UN TREN LIGERO AYUDARÍA

Defendiendo al transporte público como la mejor opción para el tráfico, Chacón indicó que un tren ligero que una Ramos, Saltillo y Derramadero sería la solución ideal, sin embargo asegura que entre las voluntades y orgullos políticos, sumado a la presión que mantienen los concesionarios de camiones urbanos, esto no se ve cercano.

“El último ejemplo (en innovación vial) que tenemos, y la administración anterior también lo conoció porque tuvieron visitas, es Medellín. Una ciudad que estaba completamente colapsada, no solo por el tráfico, sino por la inseguridad. Entonces hicieron eficiente el transporte público y esto no solo solucionó el problema de la contaminación, sino otros problemas de tipo social”, dijo.