Nadia Betancourt
El hotelero Armando de la Garza Gaytán dio a conocer que ya se comunicaron con algunos diputados locales para que el Congreso del estado intervenga y aporte medidas de protección a los ciudadanos

Cuatrociénegas, Coahuila.- Durante el IX Congreso Estatal de Pediatría que se desarrolló en el Pueblo Mágico, médicos participantes denunciaron que fueron víctimas de extorsión por parte de personas que se hicieron pasar por verificadores de ecología en el trayecto de la carretera 30 conocida como la Ruta del Desierto.

El Congreso Regional de la Federación Noreste de Pediatría seleccionó al municipio de Cuatrociénegas para reunir a 200 especialistas el 15, 16 y 17 de octubre, en honor al doctor Alfonso Zabaleta.

Dicho evento fue catalogado como el más importante que se ha desarrollado en el Pueblo Mágico en lo que va del año, pero algunos participantes reportaron que fueron víctimas de extorsión.

En una reunión que realizaron en Monclova los integrantes de la Asociación Mexicana de Hoteles en Coahuila, los empresarios hablaron del tema para solicitar a los Municipios y al Estado incrementar la seguridad y vigilancia en la carretera 30 que conecta a Monclova, Frontera, San Buenaventura, Nadadores, Lamadrid, Sacramento, Cuatrociénegas y Ocampo.

El hotelero Armando de la Garza Gaytán dio a conocer que ya se comunicaron con algunos diputados locales, entre ellos Melchor Sánchez de la Fuente, para que el Congreso del estado intervenga y aporte medidas de protección a los ciudadanos que visitan los municipios de la Región Centro.

“Necesitamos que revisen presupuestos y que le amarren las manos a los Municipios tranzas con eso del tema de la verificación vehicular”, expuso.

Reportó que el pasado fin de semana se incrementaron las quejas por extorsión, afectando principalmente a los pediatras que participaron en el congreso de Cuatrociénegas.

Según le comentaron los afectados, personas que se identificaron como inspectores ecológicos los obligaron a pagar una tarifa para dejarlos avanzar en su trayecto por la Ruta del Desierto.

Los empresarios hoteleros y promotores del turismo de la región están por recabar la información completa de cuántos fueron los afectados y los recursos otorgados a los seudoverificadores, para preparar una denuncia y presentarla ante las autoridades correspondientes.