ARCHIVO
Se pudo constatar que la información relacionada con las partículas PM10 y PM2.5 se encuentra como “Datos insuficientes” desde agosto

Desde hace dos meses, la estación de monitoreo de calidad del aire en Piedras Negras reportó diariamente que la calidad es “extremadamente mala” en el indicador de partículas contaminantes PM10, de acuerdo con los reportes del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire del Instituto Nacional de Ecología.

A partir del 14 de agosto, los valores registrados de PM10 en el aire del municipio superaron los 300 micrómetros por metro cúbico (µg/m³); es decir, cinco veces más que la norma mexicana vigente NOM-025-SSA1-2014, que determina como límite máximo de 75 micrómetros por metro cúbico (µg/m³).

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las PM están compuestas de sulfatos, nitratos, amoníaco, cloruro de sodio, hollín, polvos minerales y agua, y son una mezcla de partículas sólidas y líquidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en el aire. Las PM10 tienen un diámetro de 10 micrones y “pueden penetrar y alojarse profundamente dentro de los pulmones, existen otras partículas aún más dañinas para la salud, que son aquellas con un diámetro de 2.5 micrones o menos”.

El resto de los parámetros contaminantes en el aire, como el óxido nítrico, dióxido de nitrógeno, óxidos de nitrógeno, ozono, dióxido de azufre y monóxido de carbono, fueron registrados de manera normal por la estación del Sinaica y la plataforma de la Secretaría de Medio Ambiente.

DATOS INSUFICIENTES: SEMA

En los informes diarios de la calidad del aire que publica la Secretaría del Medio Ambiente de Coahuila en su página de Facebook también se pudo constatar que la información relacionada con las partículas PM10 y PM2.5 se encuentra como “Datos insuficientes” desde agosto.

VANGUARDIA buscó a las autoridades ambientales para conocer las razones de la mala calidad que se reporta a nivel federal, pero no se obtuvo respuesta.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.