Apoyo. El Museo del Desierto ha recibido facilidades para el pago por el consumo de agua. | Foto: Vanguardia
Firma convenios con instituciones que se dedican a la labor social

Cuando alguna de las 34 Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que existen en Saltillo tiene dificultades para pagar la factura del agua, Agsal realiza convenios hechos a la medida para apoyar a las instituciones que realizan una labor social con la población más vulnerable.

“Son apoyos particulares en función de cómo ellos emplean el agua. Para nosotros, reducir una factura de agua es muy complicado. No nos podemos saltar las normas que imperan nuestra operación del día a día, pero sí podemos ayudar de muchas maneras”, explicó el director de Aguas de Saltillo, Jordi Bosch.

Por ejemplo, la manera más usual es buscar un financiamiento, una prórroga para que la ONG pueda pagar la factura en determinado tiempo. Existen otros tipos de ayudas que son aceptados por el consejo administrativo de la empresa paramunicipal como parte de su política de buscar el beneficio social en la ciudad.

“No hay un apoyo uniforme o igual para todas las ONG, cada una tiene su forma de apoyo”, dijo el director de Agsal.

Algunos de los convenios que Agsal ha realizado son con el asilo Ropero del Pobre, Niños con Leucemia, Cáritas, Cruz Roja, incluso el Museo del Desierto, Bomberos y comedores públicos, entre otros.

En estos casos, también la empresa ha buscado fugas en las tuberías y tomado medidas para que los organismos puedan reducir su consumo de agua y así disminuir el monto de la factura. También ha proporcionado comida a lugares con esta vocación social.

“A veces el apoyo no se limita solamente al agua, a veces el apoyo es con alimentos, a veces podemos tener un apoyo de forma económica. El apoyo con el agua puede ser bajando el consumo”, dijo Jordi Bosch.

APOYO A FAMILIAS

Además de los apoyos de Agsal con las 34 ONG de Saltillo, en las que primero debe haber un diálogo para poder dar una solución específica para cada caso, también convenios con 5 mil familias de escasos recursos.

“Al final, la compañía es pública, es de todos los saltillenses”, sostuvo el director de Agsal.