Accidente. En pleno carril del alta velocidad del puente Manuel Acuña, un Chevy se descompuso, provocando dos choques. Juan Francisco Valdés
El percance desató una movilización de autoridades para cerrar la circulación y ser desviada a las orillas de la colonia Capellanía

Un choque automovilístico múltiple se originó luego de que un vehículo se descompusiera en pleno puente vehicular de la carretera Monterrey-Saltillo y Manuel Acuña, donde al conductor no le dio tiempo de abanderar.

El accidente afectó la circulación que va de norte a sur y provocó un caos por más de media hora hasta que pidieron la ayuda de ambulancias, así como de patrullas de la preventiva municipal.

Paramédicos de bomberos procedieron en trasladar al afectado a una clínica particular.

Rodolfo G.G., conductor del auto descompuesto, venía abordo de un vehículo Chevy Monza, color azul y justo cuando estaba en plena subida del puente sufrió una falla en el carril de alta velocidad.

Cuando preparaba un pañuelo rojo para abanderar y dar vialidad, ya era demasiado tarde: un camión del servicio público especializado perteneciente a la línea DM control no alcanzó a detenerse y lo impactó por alcance.

Sin embargo, debido a la velocidad en la que se desplazaba, el camión lanzó al auto a más de 200 metros.

El Chevy Monza pegó con otro vehículo de la marca Chevrolet Aveo en color rojo, el cual también iba en circulación.

El percance desató una movilización de autoridades para cerrar la circulación y ser desviada a las orillas de la colonia Capellanía.

Rodolfo fue llevado de urgencia a un hospital particular donde se encuentra estable.

Los vehículos participantes fueron conducidos a las instalaciones del Ministerio Público de Ramos Arizpe.