Fulminante. Sabino, de 63 años, se quejó de un dolor y en minutos se desvaneció; murió cuando era llevado por familia y amigos a la Estación Sur de Bomberos. JUAN FRANCISCO VALDÉS
Los paramédicos le dieron atención inmediata, pero sólo confirmaron su fallecimiento

Justo cuando elaboraba el pan para su venta, Sabino C.M., de 63 años, sufrió un infarto y murió a bordo del vehículo en el que era llevado a la Estación Sur de Bomberos.

Sabino vivía en la calle Formosa, en la colonia Buenos Aires, al sur de Saltillo.

Aún tenía puesto su mandil de panadero, labor que realizó por más de 30 años. María de la Cruz Q., esposa de la víctima, informó a las autoridades que todo ocurrió alrededor de las 14:00 horas.

Don Sabino estaba haciendo el pan cuando se quejó de un dolor intenso en el pecho y a los pocos minutos se desvaneció.

Familiares y amigos lo abordaron a un vehículo Jetta Volkswagen color blanco, su intención era llevarlo al hospital más cercano al Magisterio, pero al transitar por el bulevar Otilio “Zurdo” Galván y Manuel W. González en la colonia 26 de Marzo, desviaron su marcha rumbo a la estación sur de bomberos “Humberto Castillas Salas” con la esperanza de brindarle los primeros auxilios.

Los paramédicos le dieron atención inmediata, pero sólo confirmaron su fallecimiento. Se presume que la muerte fue al instante y dieron parte a las autoridades municipales y estatales.

Sabino no presentó huellas de violencia y sólo procedieron en el levantamiento de un certificado médico sin necesidad de ser enviado a necropsia.