Jimmy Thunder, quien se apuntó uno de los nocáuts más rápidos de la historia, si no el más rápido, su rival Crawford Grimley le duró 1.5 segundos.

Jimmy Thunder, quien se apuntó uno de los nocáuts más rápidos de la historia, si no el más rápido, su rival le duró 1.5 segundos, falleció a los 54 años de edad tras una carrera llena de altibajos.

Hace poco se había sometido a una operación por un tumor cerebral en Auckland, según amigos.

Thunder, nacido en Samoa y quien se radicó en Nueva Zelanda, tiró por toda la cuenta al estadounidense Crawford Grimley con un solo golpe, el primero que soltaba en una pelea llevada a cabo en Flint (Estados Unidos) en 1997. Incluido el conteo, el combate duró 13 segundos.

Tenía hambre”, contó Thunder. “No había almorzado ni cenado. Y poco antes de la pelea, pasé frente a un buffet. ¡Quería comer!”.

Jimmy Thunder, quien se apuntó uno de los nocáuts más rápidos de la historia, si no el más rápido, su rival le duró 1.5 segundos, falleció a los 54 años de edad. Foto: Metro PR

Tuvo una carrera respetable, con 35 victorias, incluidas 28 por nocaut, en 49 combates de la categoría de pesos pesados. En su foja hay triunfos ante Tony Tubbs, Trevor Berbick y Tim Witherspoon.

Thunder se radicó en Estados Unidos y cuando dejó de boxear en el 2002 la pasó mal. Un periodista neozelandés descubrió en el 2010 que por épocas vivió en las calles de Las Vegas.