El joven fue trasladado al Hospital General donde falleció aye presuntamente por una sobredosis de medicamentos. Especial
Aunque trascendió que tenía huellas de violencia, esto fue descartado

Por: Christopher Vanegas/Juan F. Valdés

Horas después de haber sido encontrado en unas tapias de la colonia Guayulera, un menor de 17 años identificado como Ángel Eduardo “N”, falleció en el Hospital General y, aunque en un principio se dijo que sería por una sobredosis de droga, eso fue descartado.

Fue alrededor de las 3:00 de la mañana de ayer cuando el personal médico reportó el deceso del menor a elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes llegaron a tomar conocimiento para iniciar con la carpeta de investigación.

Según las primeras indagatorias, el joven fue encontrado en las inmediaciones de la colonia Guayulera alrededor de las 3:00 de la tarde del miércoles, y se dijo que tenía  múltiples lesiones y huellas de violencia.

 

Inmediatamente se hizo traslado al nosocomio en donde fue ingresado al área de urgencias, quedando a cargo del personal médico que hizo todo lo posible por mantenerlo con vida, pero finalmente falleció.

Elementos del Ministerio Público trasladaron el cuerpo al anfiteatro del Hospital Universitario para continuar con las investigaciones y esclarecer estos hechos.

Fue durante la tarde que fuentes de la Fiscalía revelaron que Ángel Eduardo falleció por una sobredosis, pero de medicamentos, pues aparentemente tenía problemas de riñón.