El cuerpo de Luis, quien será una pérdida irreparable para su esposa y sus dos hijos, fue trasladado al Semefo para realizar la necropsia de ley. JETZA MÚZQUIZ
A pesar de la rápida acción de los brigadistas, quienes derribaron la puerta para poder ingresar al domicilio, éstos localizaron a Luis en una habitación, presentando algunas quemaduras e inconsciente

Ayer por la tarde, un incendio terminó con la vida de un joven padre de familia que no logró salir de su hogar y terminó intoxicándose presuntamente con el humo que provocó el fuego.

Al cierre de esta edición se desconocen las causas que originaron el siniestro reportado cerca de las 20:00 horas de ayer y que le costó la vida a Luis Ángel Sánchez Espinoza, de 22 años, quien fue reconocido por un familiar que acudió luego del llamado de las autoridades.

Fueron elementos de la Policía Municipal, a la par con los vehículos de emergencia del Cuerpo de Bomberos, quienes respondieron en primera instancia, acudiendo a la calle 36, esquina con calle 9, de la colonia Morelos.

Los vecinos mencionaron que un grupo de niños que jugaba en los andenes detrás de las casas, se percató que salía humo del domicilio. Por esto fueron con sus padres para que se diera aviso al 911.

 

JETZA MÚZQUIZ

 

A pesar de la rápida acción de los brigadistas, quienes derribaron la puerta para poder ingresar al domicilio, éstos localizaron a Luis en una habitación, presentando algunas quemaduras e inconsciente.

Pronto lo llevaron al exterior de la vivienda, donde el equipo de paramédicos lo trató con todo su conocimiento en primeros auxilios, sin embargo, se determinó que ya no contaba con signos vitales, dando aviso al Ministerio Público.

Personal de la Unidad de Investigación de Homicidios se presentó en la zona e inició las acciones para realizar el peritaje cuando los bomberos declararon seguro el inmueble tras sofocar las llamas y revisar posibles daños estructurales en la vivienda.

El cuerpo de Luis, quien será una pérdida irreparable para su esposa y sus dos hijos, fue trasladado al Semefo para realizar la necropsia de ley, mientras que también se investigan las causas que desataron el fuego.