Archivo
Las primeras versiones apuntan a que la víctima se dirigía a su hogar, donde la esperaba ya su hijo Juan Antonio de León Rocha

A pocos metros de llegar a su casa, una mujer se desplomó en medio de la calle y ya nunca más volvió a ponerse en pie, pues fue víctima de un aparente infarto que le arrebató la vida.

María Victoria Rocha Rodríguez, de 58 años, quedó tendida sobre el pavimento en los cruces de la Avenida Nopal y la calle Matorral de Hojasén, de la colonia Loma Linda, hasta donde acudieron elementos de la Policía Municipal cerca de las 20:30 horas de ayer.

Las primeras versiones apuntan a que la víctima se dirigía a su hogar, donde la esperaba ya su hijo Juan Antonio de León Rocha, mismo que explicó haber escuchado pasar un carro a toda velocidad y que alcanzó a ver que era negro.

No obstante, los vecinos no escucharon ningún golpe o algún grito, tampoco había huellas de frenado en la zona o algo que pudiera llevar a la conclusión de que María hubiera sido atropellada.