Informan. Presuntamente el conductor del vehículo circulaba a exceso de velocidad; se dirigían al sepelio de un familiar. JUAN FRANCISCO VALDÉS
Esto ocurrió cerca de las 18:30 horas de ayer en el kilómetro 47 de la carretera Saltillo a Monclova, a la altura del ejido Santa Cruz

Cinco integrantes de una familia que se dirigían rumbo al ejido Acatita a despedir a uno de sus familiares en sepelio, sufrieron un accidente y uno de ellos falleció al instante.

Esto ocurrió cerca de las 18:30 horas de ayer en el kilómetro 47 de la carretera Saltillo a Monclova, a la altura del ejido Santa Cruz.

La víctima fue identificada como Karla Marlen Pérez Hurtado, quien contaba con la edad de 43 años.

Residía en la colonia Hacienda de las Flores en la ciudad de Ciénega de Flores, Nuevo León.

Viajaba de acompañante en un vehículo Nissan Versa en color guindo con placas de circulación SUC-35-57.

El auto era manejado por Juan Antonio García Briseño de 46 años y también los acompañaban los menores Jeison Joel García Pérez de 4, Yoselín Montserrat Bonilla Cazares de 16 y Kevin Alejandro García Pérez de 15 años.

Todos se dirigían al panteón a darle el último adiós a uno de sus seres queridos que falleció por causas naturales.

El auto iba a exceso de velocidad por el carril que va de norte a sur por la carretera federal 57; se sale del camino y posteriormente realizó de dos a tres volteretas por un terreno.

El conductor ensangrentado se arrojó directo a su esposa la cual quedó inconsciente a un costado del vehículo.

Mientras tanto sus hijos fueron auxiliados por paramédicos de Bomberos y llevados al Hospital del Niño en Saltillo como fuera de peligro.

A Juan Antonio García le informaron que su esposa había muerto y su cuerpo fue cubierto.

Al lugar acudieron autoridades de la Fiscalía General del Estado, (FGE) para tomar conocimiento del accidente.

Realizaron acordonamiento del lugar para proceder con el levantamiento y traslado de víctimas rumbo a las instalaciones del Servicio Médico Forense, (Semefo).