Informan. En la revisión que se le realizó, desafortunadamente el cuerpo ya no contaba con signos de vida. Ulises Martínez
Vecinos señalaron que el hombre estaba detenido, pero al conducir se desvaneció

Un aparente infarto terminó con la vida de Ernesto Torres Gutiérrez, de 50 años, a bordo de su camioneta en la calle Enrique Martínez en la colonia Leandro Valle la tarde de ayer, movilizando al personal de la Policía Municipal y de la Fiscalía General del Estado.

Según las versiones de los vecinos, Ernesto conducía la camioneta Dodge Journey con placas de circulación 77 WSV de capacidades diferentes, se había detenido a un costado de un poste de madera de la compañía de teléfono en la mencionada calle al parecer a descansar.

Después de algunos minutos comenzó a sentirse mejor y avanzó en el vehículo, pero fueron pocos metros, de nueva cuenta vieron cómo se sintió mal, se desvaneció y quedó al volante avanzando el auto con el conductor ya de manera inconsciente.

El vehículo chocó contra un taxi y un automóvil estacionado quedando en el interior la persona a la cual intentarlo ayudar llamando al número de emergencias, 911, arribando personal de la Cruz Roja para valorar a la persona.

En la revisión que se le realizó, desafortunadamente el cuerpo ya no contaba con signos de vida, por lo que se le cubrió con una manta y se llamó a la Fiscalía General del Estado arribando en pocos minutos el personal de la Agencia de Investigación Criminal y peritos a tomar conocimiento de lo ocurrido.

Una vez llevadas a cabo las diligencias correspondientes se procedió a ordenar el levantamiento del cuerpo y su traslado a las instalaciones del Semefo donde se le realizará la necropsia de ley y se localizará a los familiares para entregarles en cuerpo.