Foto: Cuartoscuro
Marko Cortés dijo en un comunicado que hay que reactivar la economía con apoyos directos a trabajadores que perdieron su empleo e incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas para generar nuevos empleos y volver a crecer

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, consideró que la falta de apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, al sector productivo es tan grave, que provocó “la peor crisis que las últimas dos generaciones tengan memoria”, por lo que urgió a echar a andar de inmediato un Plan de Emergencia Económica.

En un comunicado, el líder panista señaló que hay que reactivar la economía con apoyos directos a trabajadores que perdieron su empleo e incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas para generar nuevos empleos y volver a crecer.

Asimismo, dijo que en 2020 se registró un retroceso de -8.5% del Producto Interno Bruto (PIB), el peor desde 1932, por lo que “si seguimos sin hacer nada” en lo que resta del sexenio, México se nos puede ir de las manos y será de los países en el mundo que más tardará en recuperar los empleos perdidos y la confianza en los inversionistas: "Por eso, es urgente echar a andar un Plan de Emergencia Económica, en donde lo primero que se tiene que hacer es apoyar a las y los trabajadores que perdieron su empleo. Otorgar incentivos fiscales y créditos con tasas mínimas a las pequeñas y medianas empresas. Destinar recursos extraordinarios a estados y municipios para enfrentar la pandemia, y apoyar a todos los sectores productivos”.

El blanquiazul lamentó que ahora se conozcan las dimensiones de lo que calificó como el mal manejo de la economía, pues acusó al Gobierno Federal de abandonar a su suerte a los 5 millones de trabajadoras y trabajadores que el año pasado perdieron su empleo.

Agregó que además con el “mal manejo de la pandemia”y la falta de vacunas seguirán afectando negativamente a la economía y por ello se requiere que el gobierno replantee junto con la sociedad, especialistas, académicos, trabajadores y sectores productivos, las políticas económicas para dar certeza a la inversión, confianza en el país y opciones de empleos dignos para las mexicanas y mexicanos, sin depender de la ayuda gubernamental para sobrevivir.