Foto: Especial/Vanguardia
El INAH afirma que viejas construcciones de adobe se debilitan por la nula atención que reciben
José Reyes/Armando Ríos
 
“Las lluvias sólo han ayudado a que las construcciones del Centro Histórico que presentan problemas de humedad, drenaje o techos en mal estado se vengan abajo”, aseguró Francisco Aguilar Moreno, delegado del INAH.
 
  Y agregó: “No caen por viejos, caen por falta de mantenimiento y atención”.
 
Aguilar Moreno expresó que el desgajamiento del muro frontal del edificio que ocupara la Secretaría de Cultura en el centro de la ciudad, no se debe la vejez del edificio, sino a la fuga de agua en sus tuberías instaladas desde hace 25 años a las cuales no se les da mantenimiento. “Lo nuevo puede causarnos peores cosas que lo viejo. La tubería fue remplazada por una de PVC hace 25 años y nos falló”, explica.
 
Después de las torrenciales lluvias que desataron el caos durante unas horas en Saltillo este fin de semana, muchos de los habitantes del Centro Histórico temieron y se pusieron alerta, pensando que sus casas construidas en adobe se vendrían abajo.
 
Este tipo de desastres se han dado al pasar de los años en varias construcciones ubicadas en la zona. El peligro es inminente para quienes no tengan mantenimiento en sus casas, y en algunas ocasiones para quienes pasen por fuera de ellas, comenta el delegado.
 
Al igual que el edificio de la Secretaría de Cultura, el templo de San Esteban también sufrió desde tiempo atrás daños a sus instalaciones, lo que significa que el constante derrame de agua dentro de las paredes causó una grave humedad que puso en riesgo al edificio de más de 400 años. Esto hizo que las paredes sufrieran desprendimientos de la pintura y debido a los componentes en los materiales de su construcción como arena y arcilla podrían causar posteriormente undesgajamiento igual o peor al que se presentó el edificio de la SEC.
 
 
 
Rehabilitación. Deficiente tubería fue la causa del debilitamiento de la pared, dice el INAH. Héctor García
Con supervisión del INAH

Por otra parte, se dijo que será el Instituto Nacional de Antropología e Historia el que autorizará y supervisará la rehabilitación del edificio que antes albergaba a la Secretaría de Cultura que fue dañado por las fuertes lluvias del fin de semana.

María Esther Monsiváis, secretaria de Infraestructura del estado, dijo que por ser un inmueble histórico, el INAH deberá supervisar los trabajos se rehabilitación.

“El mismo sábado invitamos al delegado del INAH, Frncisco Aguilar, a que nos acompañara, porque él nos tiene que supervisar y nos tiene que autorizar la reparación de ese edificio, que es histórico”, señaló la funcionaria estatal.

Monsiváis Guajardo refirió que el agua derribó buena parte del muro principal que da con la Plaza de Armas y que ahora se encuentran en la etapa de recoger el escombro.

En los próximos días esperaremos a que esto seque y ayer mismo dimos la instrucción de que se elaboraran los más de 400 ó 500 adobes que vamos a necesitar porque éstos eran adobes de tierra y no todo mundo los tiene a la venta”, señaló.

La Secretaria dijo que valorarán los daños para determinar el costo de la reparación de edificio.

Consideró de todas formas que la reparación no será de un costo muy fuerte, pues los adobes no son tan costosos. Dijo que el precio de las reparaciones será absorbido totalmente por el Estado. 

Prevéngase

Para estas lluvias se recomienda:
> Revisar sus goteras.
> Hacer impermeabilizaciones cada cuatro años.
> Reportar fugas de agua.
> Retirar objetos pesados de las azoteas.
> Reportar humedades en interiores y exteriores
 
Enorme riesgo
> Al menos 45 viejas casonas del primer cuadro están a punto del derrumbe.
> El templo de San Esteban sufrió severos daños luego de las pasadas lluvias.
> Para reparar la fachada del segundo piso de la exSec se requerirán 500 adobes.
> Se desconoce el costo de las reparaciones de este edificio.
> El costo será absorbido por el Estado.