Foto: Milenio
Alejandro Gómez Sánchez, fiscal, señala que las investigaciones arrojaron que hay dos posibles sospechosos que participaron en el homicidio.

Toluca. El fiscal Alejandro Gómez Sánchez informó que hasta el momento no cuentan con indicios suficientes para señalar a un probable sospechoso por el asesinato del padre, Rubén Díaz Alcántara. Puntualizó que las investigaciones arrojaron que hay dos posibles sospechosos que participaron en el homicidio, de acuerdo a versiones de la coordinadora de catequesis así como la secretaria de la iglesia donde fue perpetrado el crimen.

Compartió que las líneas de indagación evidencian que uno de los sospechosos habría salido por la puerta lateral del edificio, mientras que otro escapó por la parte principal, además de recoger material filmográfico que podría ser de ayuda.

"Ya logramos ubicar algunas cámaras de casas cercanas que les podrán ayudar a identificar al posible sospechoso, pero todavía no estamos en condiciones de elaborar un retrato hablado", ya que en las inmediaciones no había viodeofilmación por parte de equipos del C4 o C5.De acuerdo a versiones extraoficiales, el asesino exclamó un presunto abuso en contra de una mujer, motivo que lo habría orillado a cometer el agravio.

Sobre esto, Gómez Sánchez compartió que no tienen conocimiento de la declaración, ya que no han encontrado a la persona que dice haber escuchado tal afirmación. "No tengo eso declarado en la carpeta. No lo descarto porque finalmente alguien lo tomó, tan es así que lo publicaron medios de comunicación, pero no está formalmente", por lo cual ante la falta del dato la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) no podrían determinar un posible móvil.

Sobre la captura de un supuesto implicado en el atentado del precandidato a la alcaldía de Cuautitlán, Francisco Rojas San Román, el fiscal compartió que sospechan esté prófugo del estado.La semana pasada se emitió una ficha en la que ofrecen medio millón de pesos a quien proporcione datos para facilitar la captura de Jorge Luis Reyes Valerio, quien se presume estuvo involucrado.