David Corrales García, cuarto visitador de Derechos Humanos | Foto: Nadia Betancourt
La madre del joven asegura que el mensaje en redes sociales se pudo interpretar como una amenaza

Monclova, Coahuila.- Familiares de Misael Santillán Castillo, el joven de Monclova que fue trasladado al penal por presuntamente amenazar de muerte al alcalde de Piedras Negras a través de las redes sociales, interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila por detención arbitraria en contra de la Policía de Investigación de la Fiscalía General del Estado.

El cuarto visitador de Derechos Humanos, David Corrales García, notificará la queja al delegado de la Fiscalía en la Región Centro, Rodrigo Chaires Zamora, para obtener y analizar el expediente. De comprobarse la detención arbitraria emitirán una recomendación, la cual se deberá cumplir en un plazo de 15 días.

Misael Santillán Castillo | Foto: Especial

La madre, Claudia Castillo Sánchez, espera que su hijo de 20 años de edad sea puesto en libertad porque asegura que no amenazó al alcalde de Piedras Negras Claudio Bress.

Aceptó que cometió un error por publicar en redes sociales un mensaje que se pudo interpretar como una amenaza para el edil, no obstante, indicó que no era la intención del joven, quien no tiene antecedentes penales y será padre por segunda vez en menos de cinco meses.

El pasado 7 de enero, Misael escribió un comentario en una publicación de Facebook: “Pinche alcalde mugroso, debería ejercer sus leyes y encerrar al pendejo que asesinó al perrito, no haga caso omiso mugroso ya sabe que a los alcaldes se les mata gratis en Piedras Negras”.

Lo anterior provocó que el alcalde Claudio Bres interpusiera una denuncia ante la Fiscalía y mas adelante se detuvo al joven que vive en la colonia Las Esperanzas, uno de los sectores más humildes que se encuentran al oriente de Monclova.

Posteriormente, Misael fue trasladado al municipio Piedras Negras en donde un juez dictó prisión preventiva como medida cautelar en lo que se desarrolla el proceso y fue encerrado en el Cereso del mismo municipio.

La familia espera su pronta libertad y que el alcalde ofendido acepte sus disculpas, al reiterar que fue un comentario y no una amenaza de muerte.