El jueves pasado se realizó la controvertida reapertura de las salas de cine de la ciudad luego de casi cinco meses durante los cuales permanecieron cerradas debido a la emergencia sanitaria del COVID-19.

Entre los pocos estrenos que se ofertaron destacó el de la comedia “Escuela para seductores”, ópera prima como directora de la actriz nominada este año al Ariel a la Mejor Actriz del 2019 por “Sonora”, de Alejandro Springall, Giovanna Zacarías, pero si a nominadas al Ariel nos vamos así como a películas dirigidas por mujeres hubo también un par de filmes que podríamos destacar tanto para disfrutarse algunos ya también en la comodidad del hogar debido al retraso en exhibiciones debido a la misma contingencia.

La primera de ellas se trata de “Familia de Medianoche”, documental que bajo la dirección de Luke Lorentzen nos transporta al interior de la ambulancia particular de la familia Ochoa integrada por un padre y sus dos hijos menores, un adolescente y un niño, haciendo juntos sus travesías por algunas de las zonas más prósperas de la Ciudad de México para ofrecer sus servicios y encontrarse con todo tipo de historias que son tan interesantes como la de ellos mismos. El filme tuvo su estreno mundial en el marco del Festival Internacional de Cine de Sundance del año pasado para posteriormente triunfar en el de Guadalajara como el Mejor Largometraje Documental; el Mejor Largometraje Mexicano y el Mejor Director, mientras que en el de Guanajuato obtiene el de Mejor Largometraje Documental Mexicano. 

“Familia de Medianoche” es, por lo mismo, una de las fuertes candidatas a ganar el premio Ariel al Mejor Largometraje Documental del 2019 al que está nominado y además de haberse estrenado en la programación local de Cinemex Galerías se encuentra disponible para su renta en plataformas de streaming como Amazon Prime y Cinépolis Klic.

Por otro lado, también estrenada en Cinemex Galerías, tenemos “Retrato de una Mujer en Llamas”, de la cineasta francesa Céline Sciamma, cinta en su caso ganadora de un par de importantes premios en el relevante Festival de Cine de Cannes donde ganó el premio al Mejor Guion y la Palma Queer de la edición 2019 del mismo por contar la historia de amor entre dos mujeres: una de ellas la joven pintora Marianne (Noémie Merlant), contratada por una condesa (Valeria Golino, de “Rain Man: Cuando los hermanos se encuentran”) para que haga un cuadro de su hija Heloise (Adele Haenel), como regalo de bodas para su inminente enlace matrimonial en una isla francesa a finales del siglo XVIII

El problema es que entre ambas chicas nace una inesperada atracción que se va convirtiendo en un sentimiento que llega a hacer combustión literal tanto en relación a la obra profesional que Marianne realiza en este contexto como en las vidas personales de las dos involucradas. “Retrato de una Mujer en Llamas” ganó además un César (el Oscar Francés) a su bella fotografía en una ceremonia controvertida donde la actriz Adele Haenel se retiró como acto de repudio al momento de premiar a Roman Polanski.

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.