“Auto fantasma”. El padre de familia, quien iba al volante, asegura que perdió el control porque un auto se le atravesó. Ningún integrante requirió traslado. JETZA MÚZQUIZ
Tras tomar rampa con el muro, el vehículo volcó y acabó en los carriles centrales

Luego de protagonizar una volcadura tras chocar contra el muro de contención central, un hombre y su familia resultaron ilesos y fueron auxiliados por varios automovilistas que los ayudaron a salir de la unidad siniestrada.

Poco antes de la medianoche, de ayer las víctimas se desplazaban de norte a sur en un vehículo Chevrolet Beat, perteneciente a la empresa Maxi Servicios de México, sobre periférico Luis Echeverría Álvarez.

Al llegar al Distribuirlo Vial “El Sarape”, el conductor mencionó que iba por los carriles centrales y tuvo que dar un volantazo cuando otro coche se incorporó desde la lateral y se atravesó invadiendo carril para acceder a la rampa rumbo a Fundadores.

Para evitar el choque, el padre de familia giró bruscamente el volante a mano izquierda, perdiendo el control y proyectándose contra las ballenas de concreto y lanzando una sobre el carril izquierdo de circulación contraria.

Tras tomar rampa con el muro, el vehículo volcó y acabó en los carriles centrales.

Ciudadanos ayudaron a las víctimas a salir de la cabina y dieron aviso al 911. Al sitio llegó personal de Tránsito Municipal y una ambulancia de la Cruz Roja.

Los paramédicos valoraron a dos niñas menores de edad y a su mamá, quienes resultaron con golpes leves y no hubo necesidad de trasladarlas a un hospital.

El caso fue consignado ante el Ministerio Público de Asuntos Viales debido a los daños a municipio.