AP
A media temporada el equipo no figuraba como protagonista y en la segunda vuelta mejoraron para llegar a playoffs

Los Blues de San Luis conquistaron la Copa Stanley después de mucho tiempo y un fanáico que creyó en ellos cuando nadie más lo hacía se volvió millonario.

El fanático de los Blues, Scott Berry, ganó 100 mil dólares con la victoria. En enero apostó 400 dólares a los Blues para ganar el título en Las Vegas. El equipo había tenido 250-1 probabilidades para ganar.

Berry expresó lo fuerte que era su fe en el equipo en una entrevista con ESPN de cara al Juego 6, en el que los Blues tuvieron la oportunidad de terminar la serie en casa.

"El destino de los Blues será mi destino", le dijo Berry a ESPN.

Berry explicó que recibió asesoramiento sobre cobertura además de las llamadas de personas que le ofrecieron comprarle el boleto, con montos que oscilan entre $26,420 y $75,000 dólares. En cambio, decidió mantener su fe intacta. 

"En mi opinión, ya he ganado. Es un poco loco que todo se haya resuelto. Ha sido un viaje salvaje".

Tenía razón, y ahora su fe ha sido ampliamente recompensada.