Captura de pantalla
Se subieron al techo de la camioneta para ver de cerca al nuevo portero de las Águilas

Guillermo Ochoa es un verdadero ídolo y lo demostró a su llegada a la Ciudad de México. Cientos de americanistas lo esperaban en el aeropuerto y algunos subieron al techo de su camioneta para verlo mejor. 

 

Desde temprana hora, el aeropuerto se llenó de playeras azulcremas para recibir al portero. Una vez que salió Ochoa, comenzó la fiesta de los aficionados y el caos en el aeropuerto.

El portero siempre mostró una sonrisa ante la gente que le tomaba videos y le pefían selfies.

Así logró hacerse paso hasta la camioneta que lo transportó del lugar, donde al menos unos cinco aficionados ya lo esperaban en el techo para tratar de obtener una buena imagen.