Foto: Especial
El suizo resurgió sobre el final del partido y se impuso ante John Millman en tercera ronda por 4-6, 7-6 (2), 6-4, 4-6 y 7-6 (8)

Puños y ojos cerrados, los brazos en alza y un rostro de alivia y satisfacción. Así celebró Roger Federer su épico triunfo ante el local John Millman en el Rod Laver Arena, en el marco de la tercera ronda del Abierto de Australia.

El suizo no desplegó su mejor versión ante un escenario que por momentos le fue adverso, ya sea por el gran nivel que mostró su adversario o porque el público se inclinó por apoyar al tenista local. Sin embargo, resurgió de las cenizas, cual Ave Fénix, para quedarse con una impactante victoria: 4-6, 7-6 (2), 6-4, 4-6 y 7-6 (8).

Con este triunfo, el helvético consiguió una imponente marca que sigue agigantando su leyenda en el mundo del tenis y el deporte. Cosechó su triunfo número 100 en la historia del Abierto de Australia, lo que lo convierte en el máximo ganador de este Grand Slam (también ostenta este récord en Wimbledon). De esta manera, tiene un registro de 100-14 en suelo australiano.

Tres tenistas también pueden presumir haber ganado un centenar de duelos en alguno de los cuatro grandes: Martina Navratilova (Wimbledon) y Chris Evert y Serena Williams (US Open).

Millman, que supo ser verdugo del suizo en los 16avos de final de US Open de 2018, estuvo a un simple paso de eliminar a Roger, quien reaccionó de manera increíble cuando estaba contra las cuerdas con seis puntos de manera seguida en el tie break definitivo.

“Gracias a Dios hay super tie break a diez puntos en lugar de uno normal porque si no hubiese perdido el encuentro. John jugó un gran partido. Tenía que mantenerme concentrado, tomar las decisiones correctas”, reconoció el legendario tenista luego de la presentación.

De esta manera, Federer sigue dispuesto a mirar a todos desde arriba en la puja por mantenerse en el tope de títulos Grand Slam. Su principal amenaza es Rafael Nadal, quien se encuentra a solamente a uno de igualar al oriundo de Basilea. El español viene de dejar en el camino al argentino Federico Delbonis.

El pupilo de Ivan Ljubicic y Severin Luthi, de esta manera, se medirá en la cuarta ronda (octavos de final) ante el húngaro Marton Fucsovics, que viene de dejar en el camino al estadounidense Tommy Paul por 6-1, 6-1 y 6-4.

La raqueta número 3 del planeta aventaja por 2-0 en el historial al 67 del mundo. Lo eliminó en cuartos de final del torneo de Dubai de 2019 por 7-6 y 6-4 y en la Ronda 16 del Abierto de Australia de 2018, por 6-4, 7-6 y 6-2.