FOTO: CORTESÍA
Después de una intensa batalla de casi tres meses, el reality show encontró a la gran voz de este año. El originario de Torreón, platicó con VANGUARDIA sobre este sueño que para él, se ha hecho realidad gracias al apoyo de Christian Nodal y de Coahuila

La canción “Llamarada” fue la llave al éxito para Fernando Sujo, un joven de 16 años originario de Torreón, quien el pasado domingo se convirtió en el ganador de la segunda edición del reality show “La Voz” de TV Azteca. De la mano de su coach, el cantante de regional mexicano Christian Nodal, Fernando ganó el apoyo de Universal Music para comenzar su carrera artística y medio millón de pesos.

Después de una intensa batalla de casi tres meses, el reality show encontró a la gran voz de este año a través de una votación realizada por las plataformas digitales de la televisora del Ajusco, en la que sobresalió el concursante del #TeamNodal, del intérprete de “Adiós amor”. En entrevista con VANGUARDIA, Sujo nos habló sobre esta noche, en donde asegura sus sueños se hicieron realidad.

FOTO: CORTESÍA
FOTO: CORTESÍA

“Es una sensación que no tengo palabras para describirla, para mí es impactante, sobre todo por mi edad. Me identifico muchísimo con Christian Nodal, para mí ya es como un hermano, porque sé que a mi edad el también empezó su carrera, me ha dado muchos consejos que me han ayudado en este camino, y gracias a Dios el premio se lo llevó el #TeamNodal. Yo soñé con ese momento desde muy pequeño cuando veía el programa, y ahora es una realidad”, comentó feliz el torreonense.

Con el tema “Llamarada”, Fernando Sujo obtuvo la victoria absoluta del programa, además de que también fue el tema con el que logró voltear las sillas de todos los coaches en las audiciones a ciegas en junio pasado. “Esta canción representa para mí una puerta abierta, lo comenté en una de las entrevistas de ‘La Voz’, para mí ‘Llamarada’ fue la primera puerta abierta e hizo que los cuatro coaches se voltearan y ahora hizo que ganara la final. Christian Nodal me ha dejado muy en claro que la edad no importa, que solo es número, que siempre hay que darlo todo en el escenario y cantar con el corazón, me dijo que este solo es el inicio, y que siempre estará al pendiente, así que pronto vendrán cosas muy chidas”, agregó el joven cantante.

Sobre el apoyo que recibió durante estos tres meses, Fernando comentó que antes y después de la final de “La Voz”, sus amigos, familiares y seguidores de Torreón, hicieron caravanas para apoyarlo, claro, siguiendo todas las medidas de higiene debido al COVID-19. “Todos se pusieron loquísimos (risas), hace unos días hicieron una caravana para celebrar mi participación en la final, y ahora que gané hicieron otra que parecía como si México hubiera ganado un mundial. De verdad estoy muy agradecido con toda la Comarca Lagunera”, señaló el cantante.

Fernando Sujo comentó que en los próximos meses trabajará en su música, ya que su siguiente meta es ser reconocido como ‘El Mariachero’. “Quiero sacar música ranchera pero en baladas, algo así como baladeñas. Apenas estoy con mi primer sencillo que es una sorpresa para que la busquen próximamente en las plataformas, ya veremos qué sale con el apoyo de Universal Music”, puntualizó Fernando.

Por último, el ganador de “La Voz” le envió un mensaje a todos esos jóvenes que como él, sueñan con algún día hacer sus sueños realidad. “Quiero decirle a todas esas personas que tienen mi edad o que son menores que yo, que luchen por sus sueños, de verdad que con muchos esfuerzo pueden lograr lo que quieran. Recordar que el que no arriesga no gana, y yo soy el mejor ejemplo, me arriesgue y ahora tenemos el triunfo”, finalizó el coahuilense.

 EL DATO: 

-El segundo lugar quedó en manos de Alexis Tanguma del Equipo de Ricardo Montaner; el tercero se lo llevó Glenda del Equipo de María José y la cuarta posición la obtuvo Prudence del equipo de Belinda.

-Durante la final de este programa resaltaron Belinda, María José y Sofía Aragón por sus imponentes vestuarios, que entre brillos, plumas y escotes se robaron la noche con sus bellezas, carisma y personalidad desbordada.

FOTO: CORTESÍA
FOTO: CORTESÍA