Claudia Fabiola “N”, supervisora general de la SEP, no dio aviso a su superior jerárquico sobre la construcción de la vivienda. Especial
Los cinco servidores públicos estarían involucrados en violaciones a los derechos humanos y actos de corrupción

Finalmente, a casi tres años de la tragedia del colegio Enrique Rébsamen, en el que murieron 19 niños y siete adultos durante el sismo del 19S, la Fiscalía General de la República (FGR) inició la carpeta de investigación FED/SDHPDSC/UNAI-CDMX/0000253/2020 en contra de cinco exfuncionarios de la Secretaría Educación Pública (SEP) involucrados en violaciones a derechos humanos y actos de corrupción.

Es la primera vez que las autoridades investigan a servidores públicos federales por este caso. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó la denuncia ante la FGR, como parte del seguimiento de la recomendación de 310 páginas, que emitió en noviembre de 2019 (31VG/2019) por violación a los derechos humanos al principio del interés superior de la niñez, a la legalidad, seguridad jurídica, integridad y seguridad personal, a la vida y a la verdad, cometidas contra alumnos, personal docente y familiares de las víctimas.

Exservidores investigados

A Luis “N”, quien fungía como subsecretario de planeación educativa de la Dirección General de incorporación y revalidación de la SEP, se le investiga, porque autorizó (el 9 de julio de 1984), a través del acuerdo 84261, la impartición de educación primaria, sin que el colegio estuviera constituido (requisito indispensable).

Mientras que de la Administración Federal de los Servicios Educativos para el Distrito Federal de la SEP, Edmundo “N”, como director general de operación, otorgó el acuerdo 09030111 (el 15 de agosto de 2003) y María Elena “N”, como directora general, expidió el número 09060434 (28 de agosto de 2006). El primero fue para impartir educación secundaria y el segundo para preescolar, a pesar de que ninguno de estos niveles acreditó uso de suelo para poder operar.

El arquitecto Jorge “N”, personal de la dirección general de incorporación y revalidación de la SEP, no informó a su superior jerárquico, que en el mismo edificio funcionaba un jardín de niños y una primaria, algo que está prohibido.

Además, ningún servidor público informó a la SEP sobre la casa en la que vivía miss Mónica y que estaba construida encima del colegio (con un peso total de 976.50 kilogramos, de acuerdo con la carpeta de investigación TLP- 2/UI-3C/D/1695/09-2017) y que terminó por desplomarse debido al sobrepeso en el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Claudia Fabiola “N”, supervisora general de la SEP, no dio aviso a su superior jerárquico sobre la construcción de la vivienda.

La CNDH identificó que en la visita a preescolar del 12 de septiembre de 2017, practicada por Claudia Fabiola “N”, en el apartado denominado “6. Inmueble e instalaciones”, se incluyen diversas preguntas para marcar la casilla con un sí o no y respecto a la pregunta 5: “¿Existen instalaciones como viviendas o establecimientos comerciales que no formen parte del plantel y que no tengan comunicación o que no tengan acceso directo con la escuela”. Se asentó en la casilla un “no”; sin embargo, se tenía registro de que en la fecha marcada ya se encontraba en esta vivienda la directora Mónica García Villegas.

“Logramos que, por fin, después de casi dos años y medio se comenzara a investigar a cinco servidores públicos de la Secretaría de Educación Pública. No habían sido tocados, no había ninguna denuncia en contra ellos, pero el pasado 13 marzo de 2020, ya propiamente la CNDH, a través del visitador adjunto, presentó la denuncia en la FGR, la cual ya fue debidamente ratificada y de la cual nuestros representados ya comparecieron y se presentaron en la misma”, dijo a Excélsior Noé Franco Pacheco, abogado victimal y representante de 12 familias del Colegio Rébsamen.

Las familias del Colegio Rébsamen esperan poder trabajar arduamente en conjunto con la Fiscalía para que, en su momento, se giren las órdenes de aprehensión en contra de estos servidores públicos y se logre llevarlos a juicio para determinar si existió responsabilidad o no en este caso.

“Mi prioridad es que reconozcamos y entendamos, como padres y ciudadanos, que por todas las omisiones y corrupción en las que instituciones de este país incurrieron, se desencadenó la tragedia en el Colegio Rébsamen”, dijo en su momento, al interponer la denuncia ante la CNDH, Mónica Ortega, mamá de una de las 19 víctimas menores de edad.

Los ya aprehendidos:

Nombre: Mónica García Villegas.
cargo: Directora del Colegio Rébsamen.

Nombre: Mario “N”.
cargo: Exdirector responsable de Obra.

Nombre: Juan Apolinar “N”.
cargo:Exdirector responsable de Obra.

Todos callaron

Ningún funcionario informó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) sobre la casa en la que vivía la directora del colegio Enrique Rébsamen, Mónica García, la cual estaba construida encima del colegio (con un peso total de 976.50 kilogramos, de acuerdo con la carpeta de investigación TLP- 2/UI-3C/D/1695/09-2017) y que terminó por desplomarse debido al sobrepeso en el sismo del 19 de septiembre de 2017).

Luego de desplomarse murieron 19 niños y siete adultos durante el sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017.

LOS INVESTIGADOS
Nombre: Luis “N”.
cargo: Exsubsecretario de Planeación Educativa de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de la SEP.

Motivo: Autorizó (el 9 de julio de 1984), a través del acuerdo 84261, la impartición de educación primaria sin que el colegio estuviera constituido (requisito indispensable).

Nombre: Edmundo “N”.
Cargo: Exdirector general de operación de la Administración Federal de los Servicios Educativos para el Distrito Federal de la SEP.

Motivo: Otorgó el acuerdo 09030111 (el 15 de agosto de 2003) para impartir educación secundaria (no acreditó uso de suelo para poder operar).

Nombre: María Elena “N”.
Cargo: Exdirectora general de la Administración Federal de los Servicios Educativos para el Distrito Federal de la SEP.

Motivo: Expidió el acuerdo número 09060434 (28 de agosto de 2006) para impartir educación preescolar (no acreditó uso de suelo para poder operar).

Nombre: Jorge “N”.
Cargo: Arquitecto, expersonal de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de la SEP.

Motivo: No informó a su superior jerárquico que en el mismo edificio funcionaba un jardín de niños y una primaria (algo que está prohibido).

Nombre: Claudia Fabiola “N”.
Cargo: Exsupervisora general de la SEP.

Motivo: No dio aviso a su superior jerárquico sobre la construcción de la vivienda sobre el colegio durante una visita realizada el 12 de septiembre de 2017, fecha en la que ya estaba edificada la vivienda.

EL MIÉRCOLES, JUICIO CONTRA MISS MÓNICA
El próximo miércoles, a las 15:00 horas, iniciará la etapa de juicio en contra de Mónica García Villegas, directora del colegio Rébsamen, en el edificio del Poder Judicial de la calle de Sullivan número 127, colonia San Rafael, en el que un juez determinará si es culpable por los delitos de homicidio culposo y si tiene responsabilidad de obra como corresponsable de seguridad.

“La pena que estamos buscando es que se le dé a Mónica, por estos delitos, 67 años y seis meses de prisión. También que se repare el daño a todas y cada una de las familias afectadas”, aseguró Noé Franco Pacheco, abogado victimal y representante de 12 familias del Colegio Rébsamen.

Este juicio se podría alargar hasta un semestre.

En esta audiencia se desahogarán todas las pruebas pertinentes para acreditar la responsabilidad de Mónica García Villegas.

Hasta ahora se han ejecutado tres órdenes de aprehensión, una contra Mónica García Villegas, dueña del colegio, y otras dos contra Mario “N”, director Responsable de Obra y a Juan Apolinar “N”, quienes validaron la seguridad estructural de las instalaciones de la escuela.

En una entrevista con Excélsior, cuando la CNDH emitió la recomendación, Fernando Flores y Verónica Mora, papás de Santi, aseguraron que no descansarían hasta que cada uno de los servidores públicos involucrados fueran sancionados, por haber permitido el funcionamiento del colegio, a pesar de las irregularidades, y por no haber notificado las malas prácticas que estaban ocurriendo.

Mientras otras familias, representadas por otros bufetes de abogados, como Alejandro Jurado y Mireya Rodríguez, papás de Pao, de siete años, quien murió en el colegio, también han repetido de manera incansable que los alumnos murieron por negligencia y no por el sismo.

“Los papás buscan que se modifique la normatividad y se generen castigos graves en contra de los servidores públicos y dueños de los colegios que incurran en delitos de corrupción en las escuelas para evitar que una niña o niño vuelva a morir entre los escombros de un salón de clases”, aseguró el abogado Franco Pacheco.

Los nombres de los 19 menores de edad, que murieron en el Colegio Rébsamen son: Aned, Alexis, Alexandra,  Daniela Itzel,  Daniela R., Diego, Eduardo, Eileen, Fernanda, Gus, Joshua, José Eduardo, Karlita, Moni, Óscar André, Pao, Paquito, Santi y Valentina.

Sólo tenían 7 años

La mayoría de los niños tenía siete años y cursaba segundo año de primaria, a excepción de Alexandra, quien tenía 12 y cursaba secundaria. La adolescente falleció al regresar al plantel después de que se desplomó, para intentar salvar a uno de sus compañeros más pequeños.

Mientras los alumnos de 2B murieron al ir bajando las escaleras, que estaban marcadas como la ruta de evacuación y camino más seguro en caso de sismo.

El próximo 12 de agosto, que inicia el juicio en contra de la directora del colegio, la hija de Mónica Ortega, y una de los 19 alumnos que fallecieron en el Colegio Rébsamen, cumpliría diez 

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.