ESPECIAL
La FGR, encabezada por Alejandro Gertz Manero, se propuso como meta disminuir a 130 días la judicialización de los casos abiertos por delitos de corrupción

CDMX.- La Fiscalía General de la República (FGR) tarda en promedio tres meses y medio en judicializar los 10 delitos que estableció como prioritarios en su Plan de Persecución Penal, el cual entregó al Senado en enero pasado.

En sintonía con el gobierno federal, priorizó como número uno el de la corrupción, en el cual el Ministerio Público de la Federación se lleva 134 días en consignar ante un juez la carpeta de investigación iniciada, según indica el documento.

Sin embargo, en los delitos ambientales y vinculados a la violación de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos —comúnmente cometido por la delincuencia organizada— la FGR se lleva hasta cinco meses en las indagatorias.

En delitos relacionados con narcotráfico, 135 días; contra el patrimonio nacional, 119; comercio, 117; secuestro, 104; económicos y financieros, 103; derechos humanos, 101, y sistema electoral, 67.

En 2018, la entonces Procuraduría General de la República judicializó, en promedio, 16.4% de los asuntos destinados a investigación y litigación del 1 de enero al 31 de diciembre.

La FGR, encabezada por Alejandro Gertz Manero, se propuso como meta disminuir a 130 días la judicialización de los casos abiertos por delitos de corrupción, entre los que se encuentran el ejercicio ilícito del servicio público, abuso de autoridad, uso ilícito de atribuciones y facultades, entre otras.

Además, en 2021 estima incrementar de 6% a 8% las carpetas de investigación de delitos prioritarios vinculados a proceso, y de 6.2% a 8% las de sentencia condenatoria.

Según el plan, la carga de trabajo promedio por agente del Ministerio Público de la Federación es de 61 carpetas de investigación, y el objetivo para 2021 es reducirlas a 40. “Las denuncias se traducen en acciones, las cuales en el largo plazo permitirán abatir la impunidad de los delitos que más gravemente afectan a nuestro país”, asegura la dependencia federal.