Fotos: Marco Medina
La magia de Coldplay se hizo presente la noche de ayer, durante el concierto que la Filarmónica del Desierto de Coahuila ofreció en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler junto al grupo Charlie Vox y los Converse

La magia de Coldplay se hizo presente la noche de ayer, durante el concierto que la Filarmónica del Desierto de Coahuila ofreció en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler junto al grupo Charlie Vox y los Converse. Se trató de un evento benéfico organizado por el DIF Saltillo.

 

A las 20:00 horas el director de la OrquestaNatanael Espinoza, comenzó junto a los músicos el esperado tributo a una de las bandas más queridas a nivel mundial. Abrió con “Yellow” y al término se dirigió al público: “no se asusten, ahorita va a haber punch”, y fue Charlie quien se encargó de animar al público.

Los ahí presentes fueron testigos de las historias de los pequeños que podrán recibir cirugías para poder escuchar. Niños y niñas que padecen microtia, una malformación congénita del oído.