Foto: Especial
Durante este último mes, muchos fieles renunciaron a comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales desde la salida a la puesta del sol

La Meca. El Ramadán, el mes sagrado de ayuno para los musulmanes, concluye hoy para mil 600 millones de fieles, que lo celebran durante tres días con la fiesta denominada Eid al Fitr.

Durante este último mes, muchos fieles renunciaron a comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales desde la salida a la puesta del sol. El ayuno es uno de los cinco pilares del Islam que prescribe el Corán.

Las celebraciones por el fin del Ramadán, que suelen consistir en copiosas comidas y visitas a los parientes, muestran la alegría por haber superado las privaciones. Se suelen regalar dulces a los niños y de ahí que en Turquía se haya convertido en costumbre denominar estas fechas la fiesta del azúcar.

El Eid al Fitr figura entre unas de las fechas más destacadas del calendario musulmán, que este año se ha visto empañada por los atentados de la milicia terrorista Estado Islámico que han costado la vida a cientos de personas en Irak, Turquía y Arabia Saudí.

Debido a los diferentes cálculos de las fases lunares, la fecha del fin del Ramadán, que fijan los líderes religiosos, pueden variar un día a nivel regional.