Mi esposo y yo nos llevamos muy bien. Estamos casados hace cuatro años y todavía no tenemos hijos.

Los dos trabajamos y compaginamos nuestras actividades para compartir la mayor cantidad de tiempo juntos. Pero yo le miento sobre cuánto gano y otras entradas económicas que tengo, porque vendo cosméticos y otras cosas, así tengo un ahorro personal. Y sinceramente lo estuve pensando y creo que está mal, no serle sincera con esto. ¿Qué opina? ¿Estoy mal? ¿Le digo?

Financieramente Infiel

Estimada Financieramente Infiel:

Cuando escuchamos la palabra infidelidad, pensamos inmediatamente en terceras personas en una relación de dos. Pero, como en tu caso, se trata de infidelidad financiera. Es decir las mentiras con respecto a sus finanzas.

Dentro de las infidelidades financieras más comunes están: ocultar efectivo, compras grandes y pequeñas, esconder facturas, mantener cuentas de ahorro o tarjetas de crédito secretas, mentir sobre el nivel de endeudamiento,  el monto gastado en un regalo, entre otras.

Normalmente el tema del dinero es uno de los últimos hablados –si es que se llega a hablar- antes del matrimonio, pues la cultura nos ha enseñado que hablar de dinero con nuestra pareja es una señal de que falta amor. Así, ambas personas entran al matrimonio con su propio conjunto de creencias y hábitos sobre las finanzas, y dado que no se habla al respecto, cada quien actúa como mejor le parece. Con el tiempo se dan cuenta de que algo anda mal, y por vergüenza, culpa o un intento de evitar que el otro se preocupe, decide callar.

Es un tema muy importante y lo mejor es hablarlo. En tu caso dejaste pasar mucho tiempo. Convérsalo con tu esposo, se trata de que tengan un proyecto en común, no de que cada uno vaya haciendo las cosas por su lado.

apartado500v@gmail.comapartado 500