Emilio Lozoya junto a su abogado, Javier Coello Trejo. Foto: Especial
Una investigación de Animal Político y Quinto Elemento Lab descubrió que Ramos López estuvo involucrado desde 2015 y hasta marzo de 2019 en el litigio sobre la muerte de Federico, bajo la coordinación de Coello. Ramos es desde hace 24 días el fiscal especial encargado de investigar a Emilio Lozoya

Por Arturo Ángel / Animal Político y Andrea Cárdenas / Quinto Elemento Lab


Cuando murió su hermano Federico en el verano de 2015, el hoy fiscal general Alejandro Gertz Manero contrató al abogado Javier Coello Trejo para esclarecer lo que consideraba un posible crimen. Coello designó en octubre de ese año un equipo de litigantes para llevar el caso ante la justicia, y entre esos defensores figuraba Juan Ramos López.

Una investigación de Animal Político y Quinto Elemento Lab descubrió que Ramos López estuvo involucrado desde 2015 y hasta marzo de 2019 en el litigio sobre la muerte de Federico, bajo la coordinación de Coello. Ramos es desde hace 24 días el fiscal especial encargado de investigar a Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex que es señalado desde 2017 por corrupción y lavado de dinero, y que tiene como abogado defensor al propio Coello.

La presencia de Ramos en el equipo coordinado por Coello para defender los intereses de Gertz en el caso del supuesto homicidio del hermano es un ingrediente nuevo que se suma a las revelaciones hechas ayer por Animal Político y Quinto Elemento Lab, que encontraron que el abogado de Lozoya es también abogado, en lo personal, del fiscal general de la República, Alejandro Gertz.

Esta es la historia que revela cómo Ramos participó en el equipo de Coello para defender a Gertz en el ámbito privado, y cómo Ramos en su calidad de funcionario se convirtió por instrucciones de Gertz en el fiscal encargado de enfrentar al propio Coello y su cliente, hoy prófugo de la justicia, Emilio Lozoya.

Documentos a los que tuvieron acceso Quinto Elemento Lab y Animal Político muestran que, además de Ramos, otros tres funcionarios activos de la Fiscalía General de la República (FGR), dirigida por Gertz, también han operado como abogados auxiliares de Javier Coello Trejo.

En los últimos cuatro años, estos funcionarios representaron a quien hoy es su jefe, Alejandro Gertz, en la denuncia que presentó para investigar el supuesto homicidio de su hermano Federico. 

Dichos nexos no aparecen en las declaraciones de intereses de los funcionarios pese a que el caso sigue abierto y a que el propio Coello Trejo los designó, usando su calidad de apoderado de Gertz Manero, como auxiliares. Incluso, Coello sostiene que su despacho continúa colaborando en este tema.

Los documentos prueban que el subprocurador Juan Ramos, siendo ya funcionario, se presentó en al menos dos ocasiones para representar legalmente a su jefe en el caso de su hermano Federico, así como en una segunda denuncia que interpusieron por la presunta negligencia de agentes del Ministerio Público que atendieron el caso. 

Fue hasta marzo de 2019 cuando Gertz revocó el nombramiento de Ramos como abogado auxiliar en el caso contra los agentes del MP. Ramos y Gertz llevaban ya casi cuatro meses como funcionarios de la Fiscalía. En los expedientes, el domicilio de Ramos aún es el autorizado para recibir las notificaciones del caso.

Según la Ley Orgánica de la Fiscalía General, el Código Penal Federal y expertos consultados para esta investigación, que un funcionario siga litigando casos particulares puede considerarse delito.

A ello se suma el hecho de que Ramos López no reportó en su declaración de intereses un el poder legal que Gertz Manero le concedió en 2010. 

Ramos López negó en entrevista con Animal Político y Quinto Elemento Lab que este vínculo represente alguna irregularidad. Según el funcionario, él participó solamente al inicio del asunto de Federico Gertz, y nada más aportando datos. Aseguró que ya no colabora en ese asunto.

De ayudantes de Coello a funcionarios de FGR... Lee la nota completa en Animal Político