twitter
De las 24 víctimas, 21 murieron en el lugar del siniestro, ocurrido la noche del lunes, y tres más perdieron la vida en un hospital

Hasta el corte de las 15:50 horas de este martes, son 24 personas las que han fallecido tras la caída de un tren de la Línea 12 del Metro capitalino, de las cuales 10 han sido identificadas por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX).

De las 24 víctimas, 21 murieron en el lugar del siniestro, ocurrido la noche del lunes, y tres más perdieron la vida en un hospital.

“(La) Fiscalía General de Justicia trabaja arduamente en la identificación de las personas fallecidas que están en la Coordinación Territorial Iztapalapa 6”, informó Myriam Urzúa, secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, en una conferencia de prensa.

Para quienes estén en busca de un familiar que pudiera haberse encontrado en el lugar al momento del hecho, están disponibles la línea de Locatel al 55 5658 1111 y un centro de información instalado en la Coordinación Territorial Iztapalapa 6, ubicada en Avenida Telecomunicaciones y Calle 3, colonia Tepalcates.

“Cualquier familiar que tenga la suposición de que alguna persona viajaba en el Metro en la Línea 12 el día de ayer, a estas horas, puede comunicarse a Locatel o también hay un centro de atención”, detalló ante medios la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

El gobierno capitalino informó que, de 79 personas trasladadas, 15 permanecen en hospitales del Gobierno de Ciudad de México y 12 más en hospitales federales.

“La mayoría de ellos ya salieron y se está en contacto con ellos; quien no tenga este contacto, por favor, llame a Locatel para poderles dar todo el apoyo que necesitan”, dijo la jefa de gobierno.

Desde la noche del lunes, Sheinbaum y otros funcionarios de su administración han dicho que se abrirán investigaciones para determinar cuál fue la causa del siniestro.

La Línea 12 es la más joven de toda la red del Metro. Fue inaugurada en octubre de 2012 para unir la zona de Mixcoac, en el poniente de la Ciudad de México, con la zona de Tláhuac, en el oriente.

Tras el desplome, el servicio de transporte en toda la línea quedó suspendido.