Foto: Especial
El Tiburón, presunto líder de la mafia rumana, permanecerá bajo prisión preventiva en el penal del Altiplano, Estado de México

Florian Tudor y otros dos ciudadanos de nacionalidad rumana fueron vinculados a proceso acusados del robo de al menos 70 millones de pesos contra cajeros de BBVA Bancomer entre el 15 y 16 de marzo de 2017.

En febrero MILENIO reveló el modus operandi de la llamada mafia rumana a través del robo de 150 millones de pesos a cajeros del banco en sólo 24 horas ocurrido en marzo de 2017.

Florian Tudor, El Tiburón, permanecerá en prisión preventiva y seguirá en el penal del Altiplano al que fue trasladado hace casi dos semanas, luego de ser detenido con fines de extradición por la petición de Rumania para detenerlo y enviarlo a ese país donde es acusado de intento de homicidio, chantaje y creación de un grupo criminal.

La vinculación a proceso en su contra es por delitos de los que se le acusa en México, en particular el robo multimillonario a BBVA, lavado de dinero y delincuencia organizada. Mientras que su proceso de extradición continúa.

Aunque se había documentado que el robo sumaba 150 millones de pesos, solo se acreditaron 70 millones contra BBVA. El resto podría ser de otras instituciones bancarias, cuyos procesos penales contra los señalados continúan.

La investigación de MILENIO basada en documentos de inteligencia y fuentes de primer nivel con conocimiento del caso permitió reconstruir, por primera vez, la forma en que la red liderada por Florian Tudor logró vulnerar los mecanismos de seguridad de una institución financiera, en este caso una de las más importantes de México.

En 24 horas, armados con 11 tarjetas bancarias y con la ayuda de un técnico venezolano, integrantes de la mafia rumana extrajeron cantidades millonarias de decenas de cajeros automáticos en la Riviera Maya, así como en la Ciudad de México y el Estado de México.

El delito se concretó gracias a que los plásticos contaban con la banda correspondiente y un NIP real para ingresar a los sistemas de retiro de efectivo.

No sólo eso. De forma inédita, las tarjetas fueron modificadas para romper el BIN (Número de Identificación Bancario), un mecanismo de seguridad del banco que le abrió a los hackers la posibilidad de retirar dinero sin límite de los cajeros. Para todo fin práctico, entre el 16 y el 17 de marzo, la banda del Tiburón extrajo un promedio de 6 millones 250 mil pesos cada hora o 104 mil pesos al minuto.

Este golpe, uno de los más audaces de la banda de Florian Tudor, fue documentado por autoridades que describieron a MILENIO detalles del modus operandi de la organización criminal.

Aunque los bancos cuentan con seguro para el dinero que almacenan en los cajeros, se presume que no está asegurado en su totalidad, lo que impactó en las finanzas de la institución bancaria.

Por esos hechos, BBVA presentó las denuncias correspondientes ante la autoridad judicial de las tres entidades en las que se llevó a cabo el mega robo y ha aportado más información para identificar a los responsables.

La información del golpe a BBVA se refuerza por un documento de inteligencia presentado en el gabinete de seguridad, en el que se revela que los rumanos dieron, precisamente, un golpe a BBVA en 2017.

De acuerdo con el documento presentado por el gabinete de seguridad y en poder MILENIO, se dieron golpes similares a Citibanamex, Wells Fargo, Chase, Bank of America y TD Bank, de quienes no se precisan los montos defraudados.