María Novaro, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía, aseguró que estudiarán los casos en los que se realizaron de denuncias de acoso o de otro tipo en producciones nacionales

Con los nuevos lineamientos del Focine, fomento que apoyará con fondos públicos al cine nacional, el Instituto Mexicano de Cinematografía sancionará desde este año a las producciones beneficiadas donde se den casos de abuso y acoso.

Todas las películas y cortometrajes deberán entregar una carta compromiso donde afirmen que serán espacios seguros para todos. El año pasado, dos realizadores mexicanos que recibieron dinero público fueron señalados de conductas incorrectas hacia mujeres, lo cual estuvo en la mente de Imcine para la elaboración de las nuevas reglas.

En "Tijuana", Ricardo González Silva ("Navajazo") fue señalado por cinco chicas de haber sido violentadas por él. El director tiene en cartera una nueva cinta que recibió apoyo por parte del ya extinto Foprocine.

Y una integrante de "Soy Yuyé" denunció conductas y de discriminación de género, por parte de la producción que encabeza Balam Benjamín Nieto.

Ninguno de estos casos serán calificados con los nuevos lineamientos, al formar parte de convocatorias anteriores, pero María Novaro, directora del Imcine, informa que se están analizando para resolverse.

"El Imcine no tiene ahora facultades jurídicas para retirar apoyos cuando no hay una demanda jurídica, por ejemplo, de las mujeres involucradas, entonces estamos asesorando a las personas; ahora con las cartas compromiso no es que se resuelva este problema, pero para el futuro justamente nos dan un tipo de facultad y nos den dientes para actuar cuando se den casos", precisa Novaro.

Indica que los casos están en estudio, viendo el camino que puede seguirse.

Lo nuevo

El Fomento al Cine Mexicano (Focine), que viene a ocupar el lugar que ostentaban el Foprocine y Fidecine, extintos en 2020 por órdenes presidenciales, dio a conocer el viernes las 12 convocatorias que tendrían apoyo.

En total se cuentan con 103 millones de pesos a repartir entre los proyectos autorizados, que van desde el llamado Consolidación, que serviría como capital semilla, pasando por producción de largo de ficción, animación, documental y cortometrajes, apoyo a escuelas e iniciativas de exhibición y cuidados de acervos. Cada convocatoria tendrá su propio consejo evaluador. A los proyectos beneficiados se les otorgará el dinero de acuerdo con su plan de producción.