Foto: Internet
La actriz desmintió los rumores que afirmaban que se había distanciado de su mejor amiga y aseguró que sigue ‘muy agradecida’ de haber tenido la oportunidad de ayudar a la cantante estadounidense

Selena Gomez ha pasado por momento verdaderamente difíciles, desde su relación tóxica con Justin Bieber hasta su diagnóstico de Lupus y la depresión ansiedad que ésta le ha ocasionado. En los últimos meses también se ha hablado mucho acerca del distanciamiento que se habría producido entre Selena y Francia Raisa después de que esta última le donara un riñón en 2017.

Algunos medios estadounidenses aseguraban que la mejor amiga de la antigua estrella Disney Channel no veía con buenos ojos que continuara consumiendo alcohol y llevando un estilo de vida poco saludable, aunque nada de eso fue confirmado.

Este fin de semana Francia acudió a un evento de la WWE y no pudo evitar enfrentarse a las preguntas acerca de Selena, a las cuales respondió con total naturalidad. Además, dio a entender que ya ha tenido la oportunidad de escuchar la nueva música de la artista, lo que desmentiría por completo la teoría de que no mantienen ningún tipo de contacto desde hace tiempo.

En su momento también se rumoreó que Francia culpaba a Selena por las complicaciones que había experimentado tras la cirugía y que la familia Gomez le había respondido de malas maneras recordándole que nadie le había obligado a ser la donante. Sin embargo, ella se ha encargado de desmentir esa posibilidad insistiendo en que se siente muy "agradecida" de haber contado con esa "oportunidad" de ayudar a un ser querido.


"Se trató de una decisión que tomé basándome en mi fe... y nosotras ya habíamos hablado de esa posibilidad antes. Al final acabó sucediendo por casualidad, pero al mismo tiempo yo no creo en las casualidades: creo que en realidad es la manera en que Dios trata de mantener el anonimato", aseguró Francia en declaraciones al portal Entertainment Tonight.