Archivo
No es la primera vez que hacemos una selección de frases aleccionadoras –ni tampoco será la última. La razón es que hay un enorme mensaje en cada una de estas expresiones. Así que detente un momento y regálate esta lectura

El aporte de hoy lo hemos dividido en varias partes para facilitar el entendimiento de lo que alguien dijo en un momento de inspiración o en un momento de crisis. El contenido de cada una de estas expresiones tiene un valor tan versátil que con frecuencia es posible encontrar más de un mensaje en cada una de sus lecturas, dependiendo quizá de lo que cada quien vive en su momento. En fin, vayamos al punto. Empieza el tema con el capítulo correspondiente a ‘frases de famosos’.

 

‘Frases de famosos’

“Una mentira puede darle seis veces la vuelta al mundo antes de que la verdad haya tenido tiempo de ponerse los pantalones”. (Mark Twain)

“La mejor manera de librarse de una tentación es caer en ella”. (Oscar Wilde)

“Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo”. (Platón)

“El secreto de un matrimonio feliz es perdonarse mutuamente el haberse casado”. (Sacha Gvitry)

“Mi mujer tiene un físico bárbaro. (Einstein)

“El dinero no da la felicidad, pero logra una sensación tan parecida, que se requiere de un experto para notar la diferencia”. (Woody Allen)

“Una aventura amorosa es como un medicamento: no puedes predecir los efectos secundarios”. (Catherine Deneuve)

“Confìa en las malas personas, nunca cambian”. (W. Faulkner)

“Mi mujer y yo fuimos felices hasta que nos conocimos”. (Rodney Dangerfield)

“Tal vez este mundo es el Infierno de otro planeta”. (Aldous Huxley)

“La indicación más clara de que existe vida inteligente en otros sitios del Universo es que nunca han intentado establecer contacto con nosotros”. (Calvin y Hobbes)

“Lo único que yo necesito para hacer reír a la gente es un policía y una chica guapa!”. (Charles Chaplin)

“No puedes tenerlo todo… ¿dónde lo guardarías?” (Steven Wright)

“Mi cerebro es mi segundo órgano favorito”. (Woody Allen)

“El matrimonio pone fin a muchas locuras cortas con una larga estupidez”. (F. Nietzsche)

“Las personas son como la Luna: siempre tienen un lado oscuro”. (Mark Twain)

“Los bosques serían demasiado aburridos si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen”. (Henry Van Dike)

“Si le damos buena crianza a los hijos, no será necesario castigar a los hombres”. (Pitágoras)

 

Citas sabias

- Perdona siempre a tus enemigos, pero nunca olvides sus nombres.

Lo que poco cuesta poco se estima.

No es feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.

La sabiduría se compone de verdades que hay que decir y de verdades que hay que callar.

Solidaridad no es dar lo que sobra, es dar lo que hace falta.

Podrán cortar una, dos, tres flores, pero no podrán detener la primavera. 

Amarás a tu marido como si no te hubieras casado con él.

Soledad es estar rodeado de gente y añorar al que falta.

Filósofo es el intermedio entre el que es sabio y el que es ignorante.

El que da debe olvidar pronto. El que recibe, nunca debe olvidar.

En esta generación tendremos que arrepentirnos no tanto de las acciones de la gente perversa, sino del silencio de la gente buena.

Aprende a escuchar y serás sabio; el comienzo de la sabiduría es el silencio.

La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.

Si eres lo bastante listo para no hacer estupideces, no las hagas.

Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.

La sabiduría es un regalo que sólo reciben los más discretos, no es bueno presumir de lo que todos quisieran tener.

Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres.

Quien busca el aplauso de los demás, pone su felicidad en manos ajenas.

Si Satanás pudiera amar dejaría de ser malvado.

Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.

No son las locomotoras, sino las ideas, las que llevan y traen al mundo.

La manera de dar es más importante que lo que se da.

Acostumbrarse es otra forma de morir.

Si el Creador puso tantos límites a la inteligencia humana, parece injusto que no haya puesto límites a la estupidez humana.

 

Frases graciosas

Los libros de Medicina no deberían tener apéndice.

El negocio más expuesto a la quiebra es el de la cristalería.

Los mosquitos mueren entre aplausos.

Intenté suicidarme y casi me mato.

La marihuana causa amnesia y... otras cosas que no recuerdo.

Los psiquiatras están cobrando precios de locura.

Arreglar los problemas económicos es fácil, lo único que se necesita es dinero.

Después de los 60, todos pertenecemos al sexo débil.

La mayor frustración llega cuando uno sabe todas las respuestas, pero nadie hace las preguntas.

Si el amor es ciego ¿por qué tiene tanto éxito la ropa interior sexy?

Estoy en una situación tan delicada que si mi mujer se va con otro, yo me voy con ellos.

Hoy en día la fidelidad sólo se ve en los equipos de sonido.

 

Otras frases de sabiduría

Si no suena el teléfono, soy yo.

Persona muy ocupada busca relación seria para el próximo 20 de noviembre a las 20:30 horas.

Dicen que si Piscis y Acuario se casan, el matrimonio naufraga.

Algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida.

Antes sufría de amnesia, ahora no me acuerdo.

Los diabéticos ¿pueden ir de Luna de Miel?

Demasiado al este es oeste.

¿Por qué tiembla la gelatina? ¿Será que sabe lo que le espera?

Lo importante no es saber, sino tener los números telefónicos de los que saben.

Todos los hombres estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde.

Los mejores momentos de la vida llegan por sí solos, por lo tanto, no tiene sentido ponerse a buscarlos.

Para un erudito debe ser terrible perder el conocimiento.

El dermatólogo es el único médico que puede dar diagnósticos superficiales

El que ríe al último piensa más despacio.

El problema de los imparciales es que están sobornados por las dos partes.

La advertencia consiste en amenazar por las buenas.

 

Anónimos chistosos

Levantaré a los caídos y oprimiré a los grandes. (El sostén)

Me encanta la humanidad. (Un caníbal)

Estoy hecho pedazos. (Frankestein)

Eres la única mujer en mi vida. (Adán)