Foto: Cortesía
Marcos Bernal recibió los goles de la derrota en un partido que se complicó

El Saltillo Futbol Club regresa con una amarga derrota por 1-2 de la casa de los Gavilanes en territorio tamaulipeco, un partido que terminó con 18 hombres en la cancha tras las expulsiones de dos jugadores por bando en un altercado en medio campo.

Los dirigidos por Yahir García realizaron un buen partido en cancha rival, sin embargo, el resultado se escapó en los instantes finales del encuentro con un cabezazo en el corazón del área por parte del goleador de los Gavilanes, Abraham Vázquez, que dejó parado a Marcos Bernal para el 2-1 definitivo.

A un cuarto de hora del final, los Gavilanes robaron el esférico y tomaron mal parado al conjunto de Coahuila, por lo que Orlando García sacó de sus casilla a Osvaldo Ríos, jugador de los de Tamaulipas, luego de metros en los que lo detuvo con fuertes jalones. El gavilán soltó un puntapié por la espalda y el árbitro no dudó en mostrarles la roja. Las cosas se pusieron calientes con una cámara húngara y al final tembién se fueron Luis Castillo por SFC y Mario Ceballos por de Matamoros.