Sofocan. La oportuna reacción de los bomberos, no permitió que el fuego causara grandes daños. / ULISES MARTÍNEZ
Aparentemente era una quema controlada de basura la cual está prohibido quemar

Una columna de humo negro alertó a los habitantes del ejido Padre Santos, quienes al verla dieron aviso al número de emergencias de un incendio muy fuerte en el interior del arroyo.

Personal de bomberos fueron de inmediato al lugar donde había algunos tejabanes cerca, así también una unidad de la Policía Municipal arribó también al lugar ante el llamado de los pobladores.

Aparentemente era una quema controlada de basura la cual está prohibido quemar, sin embargó no había nadie cerca que dijera que era el responsable de haber realizado la quema.

Los vulcanos buscaron por donde ingresar lo más cerca del arroyo para poder lanzar el agua hacía la cordillera del cerro y así terminar con lo que era la quema de basura ya que no había riesgo alguno.

Una vez que se sofocó el fuego los vulcanos se retiraron del lugar siendo agradecidos por los pobladores pues debido al fuerte viento que había temían que las llamas se pudieran extender.