FOTO: OMAR SAUCEDO
La artista estuvo en Saltillo donde realizó varias actividades, entre ellas una masterclass y una charla donde habló sobre su vida en el flamenco

Fuensanta "La Moneta” es una de las más destacadas bailaoras de flamenco en la actualidad, sus pasos y palmas han tocado los escenarios de Europa, América y Asia y esta semana estuvo en Saltillo compartiendo su experiencia y talento con las bailaoras de la ciudad.

El jueves por la tarde, en la Librería Carlos Monsiváis, la también coreógrafa charló con Cristina Vera, directora y docente de la academia A tu Vera Flamenco, ante un público que sumó a la interacción y aprovechó la oportunidad para conocer de una maestra más sobre este arte.

La conversación abrió la presentación de Fuensanta a cargo de Vera, quien contó cómo fue que la conoció. “Cuando yo empecé no había Youtube ni nada, entonces te pasaban películas en VHS y a mí punto de vista es que es una artista muy completa, tiene una técnica impresionante y te hace sentir que lo transmite hasta con la uña”, expresó.

FOTO: OMAR SAUCEDO
FOTO: OMAR SAUCEDO

La Moneta habló de sus inicios en el tablao, a muy temprana edad, en la infancia, y comentó lo mucho que ha disfrutado su vida dedicada a este arte, el cual le ha permitido conocer grandes lugares y personas y a su vez darles a conocer esta danza.

“Yo sé que se tiene un estereotipo de que a veces los artistas desde que nacemos estamos escuchando flamenco”, expresó sobre sus inicios, “pero en el caso mío y de muchos compañeros, yo no nací en un seno flamenco, pero sí nacía en un hogar donde había afición a la música en general”.

“Se escuchaba todo, desde el rock, al blues, al jazz, Areth Franklin, Michael Jackson, yo he escuchado de todo en mi casa, pero, claro, como aficionado a la música también había flamenco y había buen flamenco”, agregó.

Recordó que pudo haberse decantado por cualquier otro tipo de música pero el flamenco fue el que la llamó, hasta que en televisión vio a una bailaora rodeada de guitarristas y supo que eso quería hacer en su vida.

“Ya tenía yo ocho años y sabía que eso era para mí”, explicó, “no sé decirte cómo fue pero el flamenco me eligió a mí”.

Señaló también que tuvo suerte al contar con el apoyo de su padre, pues reconoce que al no haber nacido en una familia de aficionados a esta música bien pudieron haber desestimado su dedicación al flamenco.

“El flamenco es muy nocturno y yo era una niña, pero mi padre siempre lo comprendió, creyeron en mí y me apoyaron desde siempre para que a mí no me faltara un maestro”, dijo.

Al respecto también compartió que su aprendizaje fue con muchos maestros y destacó que es una buena práctica porque así no terminó emulando un estilo sino generando el propio, aunque reconoció que hubo en su educación muy valiosas lecciones de maestros en particular.

Una de estas experiencias fue cuando la pusieron al frente de un grupo de artistas, lo cual despertó su creatividad en el ámbito coreográfico, donde también se ha destacado a nivel internacional.

Fuensanta “La Moneta” también compartió su talento con una masterclass en Grupos y Talleres de la UAdeC ese jueves por la noche y presentó este viernes la película “Extremo Jondo” en el Museo de la Cultura Taurina, producción donde ella participa.