El próximo miércoles se cumplirán dos años de que el actor mexicano Pablo Lyle (“Mirreyes contra Godínez”) se vio involucrado en un caso de homicidio involuntario tras un incidente vial en Miami.

Este incidente que de entonces a la fecha le ha ocasionado un arresto domiciliario en aquella ciudad norteamericana hasta poder tener una resolución final del caso es uno de tantos que inclusive a pesar de la pandemia se han seguido dando no solo en Estados Unidos sino en varias partes del mundo en los cuales la ira de conductores de vehículos se han dejado llevar por sus impulsos antes que el sentido común y la civilidad para irse en contra de otros desembocando en muchas ocasiones en trágicas consecuencias como la que le tocó al mencionado actor.

Esta es precisamente una situación que en la ficción maneja el reciente estreno de la plataforma Amazon Prime que bajo el título de “Fuera de Control” (“Unhinged”) durante sus créditos iniciales al dar las estadísticas de estos incidentes poco después de ver en las primeras imágenes cómo un desquiciado hombre del título en inglés interpretado por el ganador del Oscar Russel Crowe (por “Gliadiador”, de Ridley Scott, en el año 2000) estacionarse vertiginosamente frente a una casa hasta donde al descender de su camioneta y entrar de manera violenta, luego de golpear a sus habitantes le prende fuego y huye del lugar.

De forma paralela, conocemos a Rachel (Caren Pistorius, de “Gloria Bell” y “Máquinas mortales”) quien en medio de un proceso de divorcio y su oficio de peluquera ya va tarde a la cita con su mejor clienta pero antes de llegar con ella tiene que dejar en la escuela a su pequeño hijo Kyle (Gabriel Bateman, protagonista infantil del remake de “Chucky, el Muñeco Diabólico”) justo cuando coincide en el alto de un semáforo con la camioneta del hombre quien, aún en medio de la rabia que lo llevó a irrumpir con violencia y quemar la casa con todo y las personas a las que agredió dentro, al pasar el semáforo a verde y no moverse recibe como una agresión en contra de él el hecho de que Rachel toque el claxon y le lance una mirada de desaprobación por lo que decide seguirla teniéndola como su nuevo blanco.

Dirigida por el cineasta de origen alemán Derrick Borte (“Amor por contrato”), “Fuera de Control” es un thriller de acción que se sostiene principalmente por la actuación de Crowe, sorprendiendo primero que nada por una complexión física que deja muy atrás el personaje que le dio el Oscar hace ya dos décadas pero que se ajusta a la perfección para el que aquí interpreta en medio de una trama llena de lugares comunes e inclusive inverosímiles pero que por desgracia refleja en su totalidad, como mencionábamos al inicio de este comentario, muchas situaciones verdaderas que muchas veces no distan mucho de lo que aquí se presenta, sobre todo en la Unión Americana y el caso en específico al que hacíamos referencia de Pablo Lyle.

Como dato adicional, y relacionado a Russell Crowe, justo al momento de escribir estas líneas se está dando a conocer que la plataforma Apple TV lo acaba de firmar a él, al joven actor Zac Effron y al actor también nominado al Oscar Bill Murray para protagonizar la película “The Greatest Beer Run Ever”, basada en la historia verdadera de un hombre que deja la ciudad de Nueva York en 1967 para llevar cerveza a sus amigos de la infancia quienes combaten en Vietnam. Habrá que estar al pendiente. 

Comentarios: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo