Foto: Especial
De Marina, mayor número de casos

Durante las detenciones de mujeres que se registran por parte de fuerzas de seguridad –de los tres niveles de gobierno– son habituales las transgresiones a los derechos humanos, como violaciones sexuales, manoseos, introducción de objetos en la boca y torturas.

Así lo asienta el informe Sobrevivir a la muerte, elaborado por Amnistía Internacional (AI) México, con base en entrevistas a un centenar de víctimas y cuyos datos se han dado a conocer ante la violencia que enfrenta este sector y que ha generado recientemente movilizaciones en varias ciudades.

Los resultados del reporte indican que 33 por ciento de las entrevistadas denunciaron haber sido violadas durante su aprehensión, principalmente por integrantes de la Marina y policías estatales y municipales; 13 de ellas declararon haber sido víctimas de violación anal, sobre todo con el uso de algún objeto.

Del total de personas que fueron apresadas por la Marina, 80 acusaron haber sido víctimas de violación sexual; lo mismo 60 por ciento de las que fueron aseguradas por agentes municipales y 50 por ciento por alguna policía estatal. En las detenciones hechas por el Ejército, en tanto, 50 por ciento denunciaron este delito y 19 por ciento entre las aprehensiones de la Policía Federal.

El reporte de AI México da cuenta de que 24 de las detenidas dijeron que se les introdujo por la fuerza en la boca algún objeto, en ocho casos fue el pene.

Durante el arresto, 27 por ciento de ellas sufrió violación vaginal y 17 por ciento vía anal. Los dedos, el pene y otros objetos fueron los más usados para estos abusos.

Tocamientos indeseados en 72% de los casos

Además, 72 por ciento de las entrevistadas fue víctima de manoseos y tocamientos durante la detención, especialmente en pechos y genitales, y 91 por ciento fue amenazada por los captores.

Aunado a esas cifras, Amnistía Internacional se ha dado a la tarea de hacer públicas cifras oficiales que reflejan el nivel de violencia que enfrentan las mujeres en diversas poblaciones de la nación.

Tania Reneaum, directora de la oficina en México de esa instancia internacional, remarcó que de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en el país una mujer es asesinada cada dos horas y media.

Entre enero y junio de 2019, el servicio 911 recibió 89 mil 926 llamadas de mujeres por violencia de su pareja, y mil 895 más por violación sexual y de acuerdo con datos del Inegi, siete de cada 10 mujeres en la nación ha vivido al menos un hecho de violencia.