Foto: Tomada de Internet
Después de las gasolinas, el tabaco y ese tipo de bebidas azucaradas fueron los rubros que más contribuyeron a que aumentaran los ingresos por IEPS

Después de las gasolinas, el creciente consumo de tabaco y refrescos es el que mayor incidencia tiene en la recaudación del IEPS. Tan sólo en los primeros seis meses del año, Hacienda obtuvo por este impuesto 26% más ingresos de los que había calculado debido, en buena medida, a los millones adicionales de cajetillas y litros de esa bebida que se vendieron en el país.
 
Al compararlo con el del primer semestre de 2015, el monto obtenido a través del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) en la primera mitad del año es 14.9% superior. Los 213 mil millones de pesos que ingresaron al fisco en ese lapso superaron los 169 mil millones que se habían previsto.
 
Este incremento provino, en primer lugar del IEPS a la gasolina, que aportó 39 mil 252 millones más de lo esperado; en segundo y tercer lugar aparecieron las aportaciones extraordinarias provenientes del consumo de tabaco y refrescos.
 
De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre enero y junio de este año los  mexicanos adquirieron mil 563.5 millones de cajetillas de cigarros, mientras que en el mismo periodo del año pasado se comercializaron mil 96 millones. Esto a pesar de que el IEPS busca desincentivar su consumo.

Foto: 24 Horas

En este contexto, los ingresos públicos por el IEPS al tabaco en los primeros seis meses del año alcanzaron 18 mil 797 millones de pesos, es decir, 2.4% más que en 2015.
 
En los últimos 10 años el precio de las cajetillas subió 150%, pues en 2006 un empaque de 20 cigarros de las tres marcas más vendidas era de 20 pesos, mientras que en la actualidad es de casi 50.
 
Ahora, por cada cajetilla de cigarros que se vende, el consumidor final paga un impuesto de 160% sobre el precio final, es decir, el contribuyente paga más de impuestos que del valor real del tabaco.
 
En segundo lugar, el volumen de venta de refrescos entre enero y junio de este año alcanzó más de nueve mil 209 millones de litros, es decir 200 millones de litros más que en 2015, pese a que se cobra un peso de este impuesto por cada litro vendido.
 
Además, la cerveza también incrementó su aportación al IEPS, pues el pago de este impuesto alcanzó 14 mil 887 millones de pesos, es decir, 270 millones más que en 2015.
 
Por cada 100 pesos que se utilizan para comprar cerveza, 26.5 son para pagar este gravamen, de acuerdo a la Miscelánea Fiscal vigente para este año.