El beisbol inició sus actividades a puerta cerrada el pasado viernes.
Existirán algunas restricciones pero poco a poco el deporte vuelve a la normalidad

Japón buscará regresar a la normalidad en el ámbito deportivo y a partir del próximo 10 de julio permitirán el acceso a espectadores en las ligas de futbol y beisbol, con sus respectivas restricciones de aforo así como otras medidas. 

La liga nacional de béisbol (PNB) comenzó el pasado viernes a puerta cerrada tras retrasarse su inicio tres meses debido a la pandemia del nuevo coronavirus, mientras que la competición de fútbol (J-League) se reanudará el próximo 4 de julio, también sin espectadores, tras un parón de casi cuatro meses.

La J League iniciará el próximo 4 de julio.

"El Gobierno nos ha autorizado a anunciar que podremos empezar a admitir espectadores desde el 10 de julio, aunque lo haremos teniendo en cuenta la situación", dijo este lunes en rueda de prensa el máximo responsable de la PNB, Atsuhi Saito, tras participar en una reunión con representantes de la J-League y del Ejecutivo nipón.

Las dos competiciones deportivas más populares del país procederán a readmitir espectadores en los estadios de forma gradual y cumpliendo una serie de medidas dirigidas a contener la propagación de contagios y acordadas con un panel de expertos sanitarios y con las autoridades.

En un primer momento, se limitará el número de espectadores que podrán acceder a los estadios a un máximo de 5 mil personas.

Más adelante se aumentará el tope de asistencia hasta el 50 % del aforo de los estadios y siempre que la situación lo permita, según señalaron los responsables de las competiciones.

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.