Tomada de Instagram
El jugador chileno ha tenido una baja notable de juego y se dice que fue culpa de sus problemas sentimentales

El futbolista chileno de los Pumas, Martín Rodríguez ha tenido una baja de juego y ya conocemos la razón. La culpa es de su exnovia Alejandra Valdés, que lo habría engañado con otro futbolista. 

Por ese motivo, en el partido ante Xolos, Rodríguez salió de cambio y terminó llorando en la banca.

Diversos medios apuntan que ellos se separaron por una infidelidad de la modelo con el futbolista del Cruz Azul, Luciano Bacco. 

Martín Rodríguez podrá olvidarla de su mente pero no de su cuerpo al habérsela tatuado hace unos meses en el brazo. 

Este supuesto triángulo amoroso fue armado por diversos usuarios de las redes sociales, que notaron la presencia de Valdés en las publicaciones de Bacco, mexicano de padres argentinos, a quien ya le dicen el Icardi Mexicano, quien protagonizó una historia similar cuando se "robó" a Wanda Nara, mientras era pareja de Maxi López.

"Rodríguez ha borrado publicaciones en Instagram con Alejandra, a quien incluso dejó de seguir en redes sociales. Esta es la razón por la que Martín 'anda afectado', incluso lloró en el partido pasado contra Xolos cuando salió de cambio", dice en el portal Goal.com.

Bocco es hijo del entrenador del equipo femenil de la Máquina Celeste y ambos estuvieron juntos en Cruz Azul, equipo donde llegó  Rodríguez. 

 Alejandra Valdés es una modelo chilena que tiene un largo historial con diferentes futbolistas, entre ellos Felipe Flores, a quien dejó por Rodríguez, y ya fue "cambiado" por Bocco.