Todo por manejar en estadio de ebriedad el pasado 24 de agosto en Londres

Durante el verano consiguió la Copa del Mundo y ahora no podrá conducir durante 20 meses por hacerlo en estado de ebriedad el pasado 24 de agosto en Londres. 

Se trata de Hugo Lloris, arquero del Tottenham, que fue multado con 50 mil libras y mucho tiempo sin conducir. 

El arquero de 31 años fue arrestado de madrugada por la policía en la zona de Marylebone, en el centro de la capital británica, tras dar positivo en un control de alcoholemia, y fue llevado a la comisaría de Charing Cross, antes de su puesta en libertad bajo fianza.

El arquero admitió ante el tribunal que había duplicado el nivel de alcohol permitido cuando fue parado por los agentes de la policía, que le sometieron al test.

La prueba de alcoholemia reveló 80 microgramos de alcohol por cada 100 mililitros de aliento, es decir, más del doble del límite permitido en Inglaterra, que se sitúa en los 35 microgramos.

Cuando la policía paró el vehículo, encontró vómito dentro de él y tuvo que ayudar a Lloris a salir del mismo.

El guardameta francés llegó al Tottenham en el verano de 2012 procedente del Olympique de Lyon y, en sus seis años en el norte de Londres, ha defendido la camiseta de los 'Spurs' en 256 ocasiones.