ARCHIVO.
Hay 2 indicaciones principales para los hospitales y centros de salud, expresó Roberto Bernal Gómez, secretario de Salud del Estado

La Secretaría de Salud de Coahuila (SS) tiene garantizada la atención médica gratuita para toda su población que carece de seguridad social, después del cierre del Seguro Popular.

De esta manera, el Gobierno del Estado a través de la Secretaria de Salud tiene garantizado el servicio médico sin costo de toda la población que no es derechohabiente de servicios médicos como IMSS, ISSSTE, Sedena o Magisterio, por citar algunas.

“Hay 2 indicaciones principales para los hospitales y centros de salud: La primera es el cero rechazo a los pacientes que necesitan una atención médica de urgencia.

“Y la segunda, es que la atención médica es sin costo, tenemos que otorgar la atención pero corroborando que el paciente no tenga seguridad social, es decir que no esté inscrito en el IMSS o ISSSTE u otra institución médica, tal como dicen las modificaciones que se hicieron la Ley General de Salud y que entraron en vigor el presente año”, sostuvo Roberto Bernal Gómez, secretario de Salud del Estado.

Es a través de la infraestructura hospitalaria y del personal médico especializado que esta dependencia ofrece los servicios a toda aquella población que lo requiera y que no se encuentre afiliada a alguna institución, esto de manera totalmente gratuita, ordenada y profesional.

Bernal Gómez aseguró que se garantiza el servicio médico a toda la población en los hospitales y los centros de salud existentes en todo el Estado.

Afirmó que al cierre del Seguro Popular el 31 de diciembre de 2019, se tenía un registro de 705 mil afiliados a este esquema médico en Coahuila, y que a partir del 1 de enero de 2020 el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) se hará cargo de este padrón; sin embargo, se han dado 3 meses más por parte del Gobierno Federal para la entrega administrativa del mismo.

Afirmó que el servicio médico se da por medio de las unidades de la Secretaría de Salud sin que exista algún rechazo a persona alguna que necesite de atención médica, así como de medicamentos o estudios clínicos.

Será a partir de que el Insabi entre totalmente en funciones que se ampliará el esquema de enfermedades que se atenderán, ya que anteriormente se atendían 293 enfermedades, más los gastos catastróficos.