Actuario Francisco Miguel Aguirre, del despacho Valuaciones Actuariales, S.C.Foto: Especial
Con la creación de la figura de una pensión mínima garantizada de dos salarios mínimos, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón buscó privilegiar a los trabajadores en la iniciativa de nueva Ley del Isssteleón que presentó al Congreso local

Monterrey, Nuevo León.- Con la creación de la figura de una pensión mínima garantizada de dos salarios mínimos, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón buscó privilegiar a los trabajadores en la iniciativa de nueva Ley del Isssteleón que presentó al Congreso local, este lunes.

“Ese es, entre otros, los beneficios a los que podrán acceder los empleados”, explicó el actuario Francisco Miguel Aguirre, del despacho Valuaciones Actuariales, S.C. que se encargó de asesorar a la administración estatal en la reforma.

“Realmente, Nuevo León tiene dos problemas desde el punto de vista de pensiones locales del Isssteleón, el primero es el financiero porque el estado ya no tiene manera de continuar pagando las pensiones de la generación de trabajadores que ingresó antes de 1994”, explicó.

Añadió que el estado no puede pagar ese dinero porque ya gasta más de 6 mil millones de pesos en hacer frente a ese compromiso que se adquirió en 1993.

“Entonces había que bajar ese flujo y por otro lado se tenía el problema de que los trabajadores que ingresaron después del 94 están afiliados en un esquema de cuentas individuales y las pensiones que se pueden obtener mediante ese esquema al que se le aporta el 12 por ciento (seis el patrón, seis el trabajador) dan pensiones menores al 20 por ciento del último salario”, detalló.

Expuso que se tomó en consideración ese problema social porque la gente no puede vivir con esas cantidades.

“Las estrategias que propusimos como despacho, y después negociamos en toda la reforma, fue para mejorar los flujos financieros, que hoy presionan al estado de Nuevo León”, dijo.

Se planteó que el dinero de las nuevas aportaciones de la gente que ingresó después de 1994 se fuera a un fondo independiente.

“A esto se le llama regresar a la solidaridad intergeneracional, es decir, los jóvenes aportan para pagar una parte de las pensiones de los viejos. Con esta solidaridad se reduce el gasto del gobierno”, expuso.

Sin embargo, esa reducción de gasto se tiene que pagar posteriormente.

“Se va a pagar cuando la presión financiera de la transición de la gente de antes del 94 ya vaya a la baja”, indicó.

 Sostuvo, que se acordó con los trabajadores que ellos pagaran más y pasaron del 6 al 9 por ciento mientras que los patrones aportarán más al esquema de cuentas individuales del 6 al 12 por ciento.

“De esta manera los trabajadores van a recibir una pensión cercana al 65 por ciento porque además no es que se haya aportado más sino que van a ganar una mejor tasa de interés”, amplió.

La Iniciativa fue presentada por el tesorero estatal, Carlos Garza y por Carlos Morales, director del Instituto en una reunión vía zoom.

Aguirre comentó que esta es la reforma 237 en la que participa el despacho.

En VANGUARDIA estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter y darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.
No dejes de suscribirte a nuestra edición Vanguardia HD.