Ultimátum. La actriz tiene como prioridad a sus hijos. / Archivo
En 2001 estuvo en rehabilitación por problemas de alcoholismo.

LOS ÁNGELES.- Luego de una fuerte discusión, Jennifer Garner exigió a Ben Affleck que regrese a rehabilitación si quiere seguir viendo a sus tres hijos.

De acuerdo con el portal “Radar Online”, a Garner no le gustó cómo se encuentra Affleck y el actor ingresó este lunes a un centro budista de recuperación en Los Ángeles.

Aunque los actores se separaron en 2015 aún no concretan su divorcio.

La discusión, al parecer, se dio porque la Corte Superior de Los Ángeles advirtió que podría desestimar su caso de divorcio ya que no finalizan de inmediato los detalles de la separación.

No es la primera ocasión que Affleck busca ayuda. En 2001 estuvo en rehabilitación por problemas de alcoholismo.

Se dice que el pasado marzo ya había completado otro tratamiento en el mismo centro budista en el que se le vio hace unos días.